Imagen: «Blur. Think Tank» 

Hasta ahora Suramérica no ha estado en el radar de Banksy, por lo menos eso refleja el mapa que indica donde ha dejado su sello este artista anónimo, pero los colombianos pueden apreciar una buena parte de sus obras en la Exposición Banksy ¿Genio o Vándalo? que por estos días se encuentra en la Casa Villa Adelaida de la capital.

Se trata de una exposición inmersiva única en el mundo con más de 100 obras genuinas, esculturas, instalaciones, videos y fotografías que solo algunos países en el mundo han tenido la posibilidad de acoger. Entre las diferentes piezas que forman parte de la exhibición se encuentran la imprescindible ‘Chica con globo’, similar a la destruida por el artista en la casa de subastas Sotheby’s de Londres, ‘El soldado lanzando flores’, su retrato de Lenin, el cigarrillo de los ‘Ángeles caídos’ o su explosivo ‘Detonador de monos’. Obras que según varios estudios, la mayoría de las personas, sin ser expertas en arte identifica fácilmente y saben que pertenecen al británico.

“Las temáticas más abordadas son política, guerra, consumismo, ética, cultura, sociedad y para ello acude a personajes recurrentes como monos, ratas, policías, niños y miembros de la familia real”

Algo que ha llamado la atención de esta muestra cultural es que no es autorizada por el artista, es ahí cuando surge la duda de cómo pueden garantizar los organizadores la autenticidad de las obras. Héctor Barrera director de comunicaciones de TBL- Live, compañía responsable de la exhibición, indica que estas piezas pertenecen a colecciones privadas y que han sido certificadas por la firma Pest Control, una organización que se creó para su verificación y que puede considerarse una obra de arte en sí misma, ellos emiten un certificado de autenticidad tras examinar el producto artístico objeto de estudio. De esta manera, se evita que se vendan copias falsas, pues para su traspaso se necesitaría una copia idéntica del certificado ya sean de coleccionistas independientes o de galerías. 

 ¿QUIÉN ES BANKSY?

En realidad no se sabe quién es Banksy, es un artista que permanece en la clandestinidad,  apenas se sabe que nació en Yate, en Bristol, Inglaterra y respecto a su identidad, han surgido una serie de hipótesis, hay quienes creen por ejemplo que no es solo un individuó sino que se trata de un colectivo de artistas que se encargan de difundir su arte por diferentes partes del mundo. También se dice que su verdadero nombre es Robin Gunningham, un ciudadano inglés, común y corriente que suele visitar bares y lugares públicos de Londres y Bristol, donde empezaron a aparecer los grafitis del artista. 

Más allá de un nombre oculto, lo cierto es que se trata de un personaje fantástico y uno de los más controvertidos del panorama contemporáneo que está profundamente arraigado en la realidad urbana y a través de sus trazos habla de los problemas mundiales, las hipocresías y los acontecimientos actuales con un lenguaje a la vez sencillo e irónico. Las temáticas más abordadas son política, guerra, consumismo, ética, cultura, sociedad y para ello acude a personajes recurrentes como monos, ratas, policías, niños y miembros de la familia real que plasma a través del esténcil, una técnica que le permite actuar rápidamente y evitar ser atrapado por las autoridades.

ARTISTA 360

El esténcil es quizás la esencia de Banksy, ya que es la técnica más práctica para plasmar su arte y transmitir sus mensajes que van más allá del simple arte estético, sus obras están llenas de imágenes metafóricas que trascienden las barreras lingüísticas, las imágenes son divertidas e ingeniosas y a su vez simples y accesibles.

Aunque es conocido a nivel mundial por sus grafitis, también ha acudido a otros formatos como serigrafías, prints, litografías, óleos en lienzos, artes plásticas entre muchos otros con los que ha conseguido la admiración de millones de personas en el mundo. «Goldfish, carpa dorada»  es precisamente una muestra de sus múltiples facetas, en la que mediante una escultura combina varias técnicas y refleja la imagen de dos peces que no pueden distinguir entre la realidad y una pintura del mar.

CONTROVERTIDO E IRREVERENTE

Sus obras también han sido protagonistas de hechos curiosos que han llamado la atención en varios lugares del mundo, uno de ellos ocurrió en agosto del año 2004 cuando Banksy imprimió un millón de billetes falsos que en lugar de tener la imagen de la reina Isabel II tenía el rostro de la princesa Diana de Gales y luego los esparció por el Carnaval de Notting Hill. Esto generó gran conmoción entre los asistentes y algunos de ellos hasta se atrevieron a pagar con estos billetes pese a que eran conscientes de que no eran reales. 

La arquitectura de arte clásico contrasta genialmente con el arte de Banksy, muchos de los asistentes a la exhibición han quedado fascinados con el lugar escogido, una gran forma de reactivar este espacio tan emblemático de la ciudad y que se presta muy bien para eventos culturales y artísticos.

Pero quizás el hecho más recordado fue el del año 2018 en la casa de subastas Sotheby’s de Londres, donde tan pronto se vendió una copia original de la pintura «Niña con globo» se activó sorpresivamente un mecanismo para triturar la obra pero inexplicablemente se detuvo cuando aún faltaba la mitad por destruir. Para sorpresa de muchos este suceso en lugar de sabotear la venta, lo que hizo fue aumentar considerablemente el valor de la pintura que inicialmente fue vendida por 1’343.000 dólares.

INMERSIÓN TECNOLÓGICA

La exposición tiene un gran componente multimedia, el público puede descargar mediante códigos QR, audios con información relevante de las obras, también encontrarán en diferentes puntos: videos y proyecciones en gran formato que permiten entender mejor el arte de Banksy. Pero quizás lo mejor está al final del recorrido, donde se puede disfrutar una experiencia multisensorial de realidad virtual en la que las personas se sentirán recorriendo París, Londres, Nueva York u otras ciudades del mundo donde se encuentran las obras de Banksy en su hábitat natural, sin duda una impresionante instalación multimedia, creada especialmente para esta exposición.

CASA VILLA ADELAIDA

En comienzo se tenía previsto que el lugar de la exposición iba a ser el Centro Nacional de las Artes Teatro Colón pero luego se optó por la recién remodelada Casa Villa Adelaida, diseñada por Pablo de la Cruz, un arquitecto e ingeniero de principios del siglo XX. Esta vivienda de 1.450 m² es reconocida por haber albergado célebres personajes como Agustín Nieto, escritor, educador, psicólogo, filósofo, abogado y fundador de los colegios Gimnasio Moderno y Femenino. Allí vivió con su esposa Adelaida Cano y sus hijos, de ahí la razón del nombre de la propiedad. 

Posteriormente en este lugar funcionó Barón Club Internacional, visitado por la bohemia bogotana y por famosos de la televisión y el cine de la época, en el sótano estaba La Cueva, una célebre discoteca que se hizo famosa por la presencia del reconocido cantante y presentador Jimmy Salcedo.

La arquitectura de arte clásico contrasta genialmente con el arte de Banksy, muchos de los asistentes a la exhibición han quedado fascinados con el lugar escogido, una gran forma de reactivar este espacio tan emblemático de la ciudad y que se presta muy bien para eventos culturales y artísticos.

Compartir

Relacionados

Entre el temor y la desesperación
Argentina 1985