Se trata de los “Chorros de Blazar” en esencia, es un agujero negro que se alimenta del material a su alrededor y emite poderosos chorros de partículas que son visibles desde la tierra al estar en su trayectoria espacial.

El misterio radicaba en la pregunta sobre ¿cómo lograban estos chorros acelerar dichas partículas? Ahora, y gracias al telescopio “IXPE” (Imaging X-ray Polarimetry Explorer) por sus siglas en inglés, se logró determinar luego de casi 40 años, que este poderoso fenómeno se da cuando ocurren colisiones súper violentas de ondas al interior de estos entre los materiales de los cuales se está alimentando el agujero negro.

La NASA dijo en un comunicado lo siguiente: “Las primeras mediciones de polarización de rayos X de esta clase de fuentes permitieron, por primera vez, una comparación directa con los modelos desarrollados a partir de la observación de otras frecuencias de luz, desde radio hasta rayos gamma de muy alta energía”, dijo Immacolata Donnarumma, la científica del proyecto para IXPE en la Agencia Espacial Italiana. “IXPE continuará brindando nueva evidencia a medida que se analicen los datos actuales y se adquieran datos adicionales en el futuro”.

La agencia espacial continuaría comentando: Los científicos continuarán observando el blazar Markarian 501 para ver si la polarización cambia con el tiempo. IXPE también investigará una colección más amplia de blazares durante su misión principal de dos años, explorando misterios más antiguos sobre el universo. “Es parte del progreso de la humanidad hacia la comprensión de la naturaleza y todo su exotismo”.

Compartir

Relacionados

Preocupación en Selección brasileña por lesiones de Neymar y Danilo
Petro nombró a su exjefe de prensa como Cónsul General en México