Por Nina Rodríguez / Cantante, compositora y diseñadora colombiana 

@ninarodriguezmusica

La cantautora chilena lanza su nuevo trabajo discográfico producido durante el confinamiento en el que reafirma su feminismo con letras honestas y sonidos regionales de la nación azteca.

Mon Laferte es chilena, pero su amor por México y su cultura resuena en cada canción que compone, en cada letra y cada sonido que forman parte de sus trabajos discográficos. Fue en ese país en donde encontró su voz, su esencia y su hogar. Actualmente es considerada una de las artistas más importantes de la escena independiente. 

Además de ser cantante y compositora, Mon se ha sumado al movimiento feminista y ha experimentado con diversos géneros musicales que van desde el pop y el bolero hasta la cumbia o el rock. Ahora, la chilena y ganadora del Grammy Latino estrena su álbum Seis, un disco producido durante el confinamiento y que consta de catorce canciones que transitan entre el mariachi, el norteño, el corrido, el bolero y la cumbia mexicana. Este nuevo trabajo fue coproducido por Laferte, el mexicano Manú Jalil y el chileno Sebastián Aracena.

Propuestas como esta son las que nos invitan a mirar el panorama musical con un lente de nostalgia. Seis, que ya está disponible en plataformas digitales, fue grabado en su casa en Tepoztlán, ciudad donde vivió sus últimos años la gran Chavela Vargas y que ha sido fuente de inspiración para la artista. Chavela, como se titula el documental de Netflix, fue la piedra angular que dio inicio al proceso creativo de este nuevo trabajo, un tributo a este hogar adoptivo que nos hace un recorrido por otras épocas. 

En este nuevo disco, que según Universal Music “suena a madera y a provincia”, Mon está acompañada de grandes voces de la escena mexicana, como la icónica Gloria Trevi en la canción “La mujer”, un grito contra el machismo y un himno a las mujeres que deciden reescribir su historia.

Otra de las colaboraciones que trae este álbum es la del legendario Alejandro Fernández, en la canción “Que se sepa nuestro amor”, una ranchera que fusiona las raíces de la cultura mexicana con la colorida voz de Mon Laferte y la melodía de las guitarras acústicas, las trompetas y los violines.

“Se va la vida”, junto a la Banda femenil regional “Mujeres del viento florido”, y “Se me va a quemar el corazón”, con La Arrolladora, banda El Limón de René Camacho, son otras canciones que se pueden escuchar en Seis. Con las letras honestas que la caracterizan, nos lleva a un viaje nostálgico y, tal vez, a uno de sus trabajos más personales.

Volver a las raíces ha sido parte fundamental de nuestro caminar por estas épocas tan difíciles. Con “Te vi”, Mon le escribe a su madre y se reconoce en ella, así como en aquellas voces de las mujeres que han marcado su paso. Violeta Parra y Chavela Vargas reviven allí, de alguna manera, y hoy celebro esa búsqueda desaforada de sentido musical.

Estos momentos tan complicados han sido una fuente de inspiración enorme para muchos artistas, para crear desde adentro, para conectarnos con nuestra sensibilidad y abordar desde la música, temas que nos preocupan todos, porque el arte y la música sanan, “alegran el alma”.