Los dos actores españoles, una de las parejas más estables del séptimo arte, son candidatos a mejor actriz, por ‘Madres paralelas’, y mejor actor, por ‘Being the Ricardos’. Relata cómo recibieron juntos la noticia y le agradece todo a Pedro Almodóvar.

Penélope Cruz, en el estreno de ‘Madres paralelas’ en Madrid . Foto: Europa Press

MADRID- EUROPA PRESS

La actriz española Penélope Cruz, nominada al Oscar a mejor actriz protagonista por su papel en la película ‘Madres Paralelas’, de Pedro Almodóvar, ha confesado que no ha «parado de llorar» desde que se anunció la noticia y aseguró que es «muy fuerte» para ella. Además, considera un «milagro» estar nominada junto con su marido, Javier Bardem.

«Ahora quiero disfrutar de que estamos nominados. Me parece un milagro. Aunque nos ha pasado otras veces, yo lo vivo así. La sensación de hoy es la misma que la primera vez con ‘Volver’ (película española)», aseguró en declaraciones a Europa Press, rememorando que en aquella ocasión lo vio con su padre en Los Ángeles.

En este sentido, asegura que lo ha vivido con una intensidad incluso más fuerte que las otras veces, primero por estar nominada el mismo año que Javier (Bardem), que sea una película de Pedro Almodóvar, una película en español. «Ya nos pasó con ‘Volver’, y uno no sabe si es la primera y la última, es muy difícil. No he parado de llorar las últimas dos horas, es muy fuerte para mí, no me lo creo», declaró.

La actriz española dijo que no se lo esperaba porque es «un año muy lleno de muy buen cine». Además, recordó que con el Covid, los estrenos se retrasaron, con lo cual era un año «aún mas difícil».

Cruz dice haber recibido la noticia con «ilusión y sorpresa». En primer lugar, ha celebrado la nominación de Alberto Iglesias por la banda sonora de ‘Madres paralelas’ y, a continuación, la de su marido, Javier Bardem, por su papel en ‘Being the Ricardos’.

«Empecé a gritar.Él no gritaba esperando a ver qué pasaba con lo mío. Y yo le decía: alégrate. Y, cuando dijeron mejor actriz, empezó a gritar. Fue un momento muy bonito», destacó.

Preguntada por si este año, en caso de alzarse con la estatuilla, se podría superar el momento que protagonizó en los Oscar del año 2000, cuando gritó el nombre de Pedro Almodóvar, Cruz precisó que ahora no puede pensar en ganar y recordó la última vez que ganó un Oscar por su papel en ‘Vicky Cristina Barcelona’.

«Cuando yo gané, mi miedo era no desmayarme porque el viaje de adrenalina era tan fuerte. Subir un minuto para hablar, agradecer, acordarte de toda la gente que tienes que nombrar…Mi preocupación era no desmayarme. Ahora no me puedo meter en la cabeza la cosa de ‘ahora a ganar'», comentó.

NO SE ATREVE A SOÑAR CON GANARLO

La actriz, tras la nominación, no se atreve a «pedir más» ni a «soñar con ganarlo» porque «no es nada fácil». Se declaró «la primera sorprendida» con esta nominación y consideró que «nunca hay que esperar estas cosas ni tampoco acostumbrarse a ellas» sino disfrutarlas como «regalos», como «extras» que te da la vida.

«Para mí la suerte es tener un trabajo que me encanta y tenerlo desde tan joven. Con 16 años empecé en el cine. Mi primera película como protagonista fue ‘Jamón, jamón’ y viví el final del rodaje con angustia porque no sabía si iba a ser la primera y la última. Eso marca mucho a los actores y actrices porque siempre dependemos de otra gente para trabajar, para que confíen en nosotros, para poner en nuestras manos personajes interesantes», subrayó.

En su caso, dijo, ha contado con la confianza de «un montón de gente, una y otra vez» y citó a Pedro Almodóvar, Fernando Trueba, Bigas Luna y Sergio Castellito, entre otros. La actriz piensa en ellos en estos momentos, así como en sus padres que la «dejaron» ser actriz.

«Pienso en mi familia, en lo valientes que fueron mis padres para dejarme probar esta aventura, cuando les dije ‘quiero estudiar teatro, buscar un agente, ser actriz’. No teníamos familiares, amigos o vecinos que se dedicaran a esto», explicó.

La actriz se reencontró con Pedro Almodóvar este martes tras conocerse su nominación y reconoció que le hubiera gustado ver al director entre los nominados, y que si ella está nominada es «ciento por ciento por él»

«Ya ves la generosidad de Pedro que lo primero que hizo fue llamarme, decirme a qué hora llegas, quiero verte, darte un abrazo. Se alegra de verdad por nosotros. No te voy engañar: a mí me hubiera encantado verle entre los cinco guionistas o entre los cinco directores. No pudo ser pero me hubiera encantado verle ahí, él lo lleva muy bien», dijo.

Además, enfatizó que si ella está nominada este año a los Oscar es «gracias a lo que él ha creado, a la magia que ha creado una vez más, a su talento y al trabajo duro».

«Nosotros sufrimos por él cuando Pedro está en un rodaje. Muchas veces somos nosotros los que lo regañamos porque es como si le fuera la vida en ello, lo da todo y más. Si yo estoy nominada hoy es cien por cien por él, por la maravilla que ha escrito, por cómo me ha dirigido, por estar ahí sin perder un detalle, sintiéndolo todo, acompañándonos en todo, sin bajar nunca la guardia, esperando lo mismo de nosotros. Todo es por él», recalcó.

Compartir

Relacionados

Inflación de alimentos bajaría en el segundo trimestre del año
15 muertos y 3 desaparecidos por derrumbe en Pereira