Una de las ciudades más visitadas de Latinoámerica, se prepara con todos los protocolos de bioseguridad para reactivar su turismo

Por Laura Tobón
Periodista, presentadora y empresaria
@laura_tobon

Llegó la hora de abrir las puertas de nuestra casa y salir a revivir momentos en las hermosas ciudades de nuestro país. Poco a poco podremos dejar las cuatro paredes en las que nos hemos visto inmersos en los últimos meses. Ahora más que nunca debemos tomar las medidas para protegernos y seguir las normas de aislamiento selectivo que ha decretado el Estado; es claro que el Covid-19 sigue presente en el mundo y debemos continuar nuestra vida bajo estrictos cuidados y protección.

Hoy quiero hablarles de una de mis ciudades favoritas de Colombia; Cartagena. Una histórica y enigmática ciudad que se vio altamente afectada debido a que sus ingresos, según mediciones del DANE, están divididos en tres sectores económicos: la industria, la actividad portuaria y el turismo; es evidente que este último genera un impacto especial por su importante participación nacional e internacional. No podemos afirmar que Cartagena es eminentemente turística, pero si podemos decir que un alto porcentaje de cartageneros viven del turismo o de actividades asociadas al mismo.

Sergio Londoño, exalcalde de Cartagena, afirma que al llegar la pandemia y habiéndose cerrado el país, la ciudad empezó a padecer. El sector turístico, acostumbrado a recibir un número considerable de visitantes, tuvo que parar operaciones y se quedaron vacíos restaurantes, hoteles, hostales, tours y comunidades enteras como La Boquilla, Playa Blanca y Barú.

“Al no recibir ingresos, los costos fijos obligaron a muchos empresarios a cerrar sus puertas, despedir a sus empleados y poner en pausa los negocios. Ello implica un golpe importante para la economía del cartagenero “de a pie” y presenta retos para la reconfiguración del turismo”, señala el exalcalde.

Por otra parte los restaurantes, no solo en Cartagena, sino en todas las ciudades del país se vieron afectados y debieron tomar nuevas medidas para seguir operando, incursionando en herramientas tecnológicas, domicilios y entregas especiales en sus puntos de venta para poder subsistir.

El empresario Juan del Mar Iglesias, propietario de una de las cadenas de restaurantes más representativas de Cartagena y de talla mundial nos cuenta que fue muy difícil detener la operación exitosa de sus restaurantes de un día para otro.

Para Juan, la situación parecía surreal, sin embargo después de un mes de reflexión entendió que la humanidad lo necesitaba pues, según su punto de vista, el planeta iba a mil, sin rumbo. Sorteando las dificultades generadas para su negocio a raíz del Covid-19 decidió comenzar a operar con domicilios, lo cual nunca había hecho en su cadena de restaurantes.

Cuenta que “fue empezar otro negocio de cero, algo totalmente diferente de lo que se venía haciendo. Fue muy buena la experiencia. Prendí la máquina para que mis empleados y yo volviéramos a lo que nos gusta,

hacer felices a las personas. No cubría los gastos pero de algo nos ayudaba. Ahora nos llegó el momento de la reapertura y estoy con la misma ilusión y entusiasmo cómo el día que empecé ese 25 de agosto del año 1997”.

Gracias a los proyectos de reactivación económica ya podemos disfrutar del aire de Cartagena pues este se enfoca en la reapertura de plazas y parques donde tendremos mesas al aire libre; por ejemplo las plazas de Santo Domingo, San Pedro, San Diego, Parque Fernández de Madrid y algunas plazas en el barrio Getsemaní, ya podrán recibir comensales.

La reactivación del centro histórico incluye dentro de sus iniciativas la peatonalización de algunas vías, la delimitación de ciclorutas y el aprovechamiento de espacios residuales, que están abandonados y que hoy no están prestando ningún servicio.

María Claudia Peñas, asesora de Despacho para la Reactivación Económica y Social de Cartagena afirma que actualmente el 100 % de las actividades económicas de la ciudad se encuentran habilitadas, con algunas restricciones pensadas para una apertura biosegura. Dentro de las iniciativas se encuentra una prueba piloto de playas programada para octubre en la zona de Bocagrande y La Boquilla.

Ahora que podemos retomar de manera paulatina algunas actividades, démosle la mano a empresas colombianas que aportarán a la dinámica de nuestra economía.

Aquí les dejo una lista de algunos restaurantes y hoteles en Cartagena que están listos para recibirnos nuevamente.

Restaurantes

  • Juan del Mar: uno de los iconos de la Plaza de San Diego, este es un restaurante que está presto a ofrecer un recorrido gourmet reconocido nacional e internacionalmente. Recomendados los mariscos y pescados con su típico toque cartagenero, sus deliciosas pizzas gourmet de masa fina y las recetas de la auténtica cocina peruana.
  • Candé: es un restaurante especializado 100 % en cocina cartagenera, podrán disfrutar de platos típicos en un ambiente tradicional que nos ofrecerá una experiencia única.
  • El Barón: restaurante emblemático de la ciudad de Cartagena ubicado en la Plaza de San Pedro Claver, el sitio ideal para compartir con amigos. Recomendado probar el dip de cangrejo y la hamburguesa de cordero.
  • San Pedro: ubicado también en la plaza de San Pedro Claver, ideal para una velada romántica. Este restaurante está especializado en comida asiática y mediterránea. Sus comensales definen su estilo como “comida de autor” en manos de su chef Romeris Cabria.
  • Vitrola: en un típico pasillo de Cartagena sobre la Calle Baloco del centro, se encuentra este restaurante que es uno de los más antiguos y reconocidos de la ciudad. Con más de 25 años de servicio Vitrola ofrece, entre otros platos, un delicioso steak de atún, con láminas de aguacate y mango y la causa cartagenera que no podemos dejar de probar.
  • El Árabe: este restaurante es uno de los más reconocidos en la ciudad por la calidad y autenticidad de sus platos. Aquí no solo encontrarán las mejores recetas árabes sino también una excelente oferta gastronómica a la que se le suman espectáculos de danza que amenizan el momento.

Hoteles

Estos establecimientos ya han incorporado los protocolos de bioseguridad que les permiten prestar a sus huéspedes un servicio más exigente en los temas de aseo, limpieza y desinfección, dándole confianza y tranquilidad a los visitantes.

  • Hotel Santa Clara
  • Hotel Santa Teresa
  • Hotel Eurostar Marqués de Villalta
  • Hotel Bastión
  • Hotel Silvia Tcherassi

Volvamos a viajar por nuestro país, apoyemos el turismo local bajo la responsabilidad y el equilibrio entre lo ambiental, económico y sociocultural.

Seamos conscientes de que el beneficio de esta reapertura es para nosotros mismos, para la economía y para la sociedad en general sin dejar a un lado las reflexiones que tuvimos después de este tiempo de encierro. Cuidemos de la naturaleza para poder disfrutarla, viajemos de manera responsable con nosotros mismos y con nuestro planeta.

Recibe nuestro newsletter

Regístrate, y recibe las últimas noticias.

Te has registrado correctamente