Por ANA BELIZA MERCADO
Editora de moda
@anabelizam

Estuvimos en la semana de la moda en París acompañando a lo mejor del talento local, latinoamericano y global para la temporada FALL/WINTER 2020

París Fashion Week es mi semana favorita. El lugar donde más se invierte en moda en el mundo y en el marco de este gran evento casi que la moda se puede respirar por las calles. Es un escenario de campañas en las paredes, nuestras marcas favoritas en los buses, desfiles a cada hora, los profesionales más importantes, desde directores creativos, hasta modelos de renombre en cada esquina, eventos cada segundo y finalmente, la torre Eiffel y las luces parisinas que enamoran a cualquiera.

Desde que fundé That Latin Gal, hace un año y me- dio, me propuse hacer la tarea de acompañar el talen- to local y latinoamericano y para los nuevos en la materia, ese acompañamiento también implica explicarles que hago yo aquí, por qué están ellos aquí y finalmente por qué ustedes pagan lo que pagan por una prenda de diseño colombiano de talla global.

Durante la Fashion Week o Market Week, las personas más influyentes de la industria; compradores, editores, stylists, modelos y celebridades convergen en la ciudad para acompañar marcas con las que trabajan o simplemente para comunicar las nuevas propuestas. Adicional a ello, los diseñadores, –como nuestros locales por ejemplo–, llevan showrooms privados en instalaciones maravillosas donde a puerta cerrada con distintos compradores del mundo, realizan los negocios frente a la colección de cada temporada, en este caso FALL/ WINTER 2020.

Por aquí les dejo un breve recuento de mis momentos favoritos, algunas reseñas de diferentes diseñadores y los showrooms y desfiles más destacados de esta gran semana de la moda.

SILVIA TCHERASSI

La maravillosa y carismática Silvia Tcherassi, una mujer cuya operación lleva la trayectoria más sobresaliente que se puedan imaginar y su gusto por la ciudad, su conocimiento y su expertise, se reflejan en el ambiente de manera vibrante. Silvia es esa representación de las primeras embajadoras locales que realmente pusieron a Colombia en el mapa. Una marca de lujo hecha en el offline de la vida, cuya estructura empresarial recae en un trabajo familiar violen- to y su evolución a través de los tiempos.

Su colección está inspirada en ‘Little Women’ o ‘Mujercitas’ y la era victoria- na. Silvia compró durante uno de sus viajes una reliquia a una mujer italiana de edad que estaba vendiendo varias de sus pertenencias. Una de ellas fue una pieza muy especial, un cuello victoriano de más de 200 años, que la inspiró pro- fundamente a hilar su colección alrededor de la época y a su vez a la historia de Louisa May Alcott.

Durante la presentación se podía apreciar un comedor dispuesto (de la manera en que a Silvia le apasiona decorar (table settings) con este y otros cuellos, manteles y lencería para llevar a los visitantes a una experiencia determinada. En cuanto a la traducción de diseño en las piezas, de manera literal se puede apreciar en diferentes lugares (como las mangas de algunas piezas y los sobrepuestos en peplums y camisas) este encaje o tejido “victoriano” muy similar al del cuello de la inspiración.

Estampados románticos y fríos, mangas voluminosas, que hacen parte de los constantes de la marca y son tendencia global para este año y por supuesto su evolución del Trench coat o gabardina en estampados a cuadros, característicos del sello Tcherassi.

latins in parislatins in paris

LEAL DACCARET

Leal Daccaret hizo un mix fantástico entre el mundo europeo y el latino inspirados en “Villa Planchart” en Caracas, Venezuela. Gio Ponti fue un arquitecto italiano, diseñador industrial y de interiores, artista, escritor y profesor de renombre que contribuyó a la creación de los hoy reconocidos premios Compassó d’oro y fue de gran importancia para el desarrollo cultural del diseño italiano.

Aterrizando la colección en términos de estilo, la belleza estructural de la casa fue traducida en volúmenes que se hacen dramáticos en los vestidos de noche y en las mangas de Leal, que ya son parte irremplazable de su ADN. Por otro lado los cortes y siluetas hay un pantalón fantástico que tiene sobrepuesta lo que parecería una falda drapeada cuyo movimiento te hace tener que mirarlo dos veces- reflejan el universo arquitectónico desarrollado en ese entonces para esta italiana en Venezuela y con ella, un juego de estampados que cuentan de manera literal la intención casi que infantil de Leal Daccaret, de llevarnos de viaje a Villa Planchart.

JOHANNA ORTIZ

Como todos los años sobre las horas de la tarde en la Rue de Varenne, Johanna Ortiz dio vida a su otoño-invierno 2020. Una colección inspirada en el western, razón por la cual hay elementos tales como el cuero vegano y ciertas aplicaciones, que de manera recurrente encontraremos en la marca como simbología de identidad durante la temporada.

Inspirado en el vintage lettering, Johanna creó una colección partiendo de una mujer que extraña los tiempos en los cuales existía la escritura como una forma de ocio y desenvolvimiento emocional, recursos como las cartas y los diarios, la necesidad de dejar la emoción en el papel y los tachones de tinta de lo que no se planea, hacen parte del universo vaquero de esta mujer tropical que siempre ronda los paisajes locales.

Dentro de la colección se encuentran piezas desarrolladas en poliéster reciclado y se crearon looks versátiles que permiten tres usos de una misma prenda, hay capas removibles sobre vestidos de noche y de día, hay mangas que se pueden quitar y poner y asimismo hay consciencia de generar una linda oportunidad para consumir lujo de manera en la que podemos realmente recuperar de alguna forma lo invertido por medio de muchas ocasiones de uso.

Una vaquera austera, con la mente en el pasado y el romance festivo retrata la mujer del otoño/invierno 2020 de la siempre entretenida, Johanna Ortiz.

latins in parislatins in paris

GIAMBATTISTA VALLI

En esta edición de la semana de la moda estuve por primera vez en un desfile de Giambattista Valli en París. Un diseñador que dentro de la categoría Haute Cou- ture es mi favorito ya que sus vestidos gigantes en capas y capas de tul y lo que logra a través de la manipulación de esta material es una obra de arte en la que cualquier mujer se vería maravillosa.

En su propuesta de otoño/invierno 2020 Giambattista explora la idea de un eterno outsider en París. El diseñador que ya lleva 22 años radicado en la ciudad de la luz estudia la eterna percepción de ver y vivir París como un tercero que aprecia una buena película. Cuenta que se inspiró en la percepción de garconnes of effronté –que en español sería algo así como los jóvenes insolentes y descarados o frescos– en donde algunas veces se puede ser muy couture y todo está bien puesto y otras veces estos espíritus pueden simplemente volverse malos y traducirse en insolencia.

En términos estéticos se puede ver reflejado en las máscaras de malla que llevaban algunas de las modelos, las clásicas perlas de nuestras abuelas utilizadas como gargantillas y botones, los hoodies o sacos de sudadera con botas de caucho, junto a vestidos de plumas. La eterna percepción de que la femenina mujer parisina que el mundo busca enfrascar en un estilo, es un verdadero paradigma de la modernidad que se transforma constantemente.

De las cosas favoritas de esta colección fue la utilización de guantes como propuesta del prêt-à-porter, ya que considero enormemente que los guantes son un accesorio que representa un viaje en el tiempo maravilloso.

Un desfile en París es una oportunidad maravillosa para escapar del mundo real y vivir en el creativo por un ratico, en este caso, un constante homenaje a esa mujer de París, vista desde afuera, con aires rebeldes y por qué no, también jóvenes, de quien no quiere ser categorizado, es la colección otoño/invierno del genio romántico de Giambattista.

Recibe nuestro newsletter

Regístrate, y recibe las últimas noticias.

Te has registrado correctamente