Una nueva oportunidad para recibir alivios tributarios por proyectos de investigación se abre para el sector privado. El Gobierno quiere movilizar a las mipymes a invertir en este tipo de iniciativas otorgándoles un descuento fiscal hasta del 50% del valor de su inversión. Pero el camino no es fácil. Déjese asesorar.

Son 1,9 billones de pesos los que el Gobierno nacional tiene dispuestos, durante la vigencia 2021, para otorgar beneficios tributarios a las empresas que le hayan apostado a la investigación científica, el desarrollo tecnológico y la innovación (I+D+i). Una nueva convocatoria ha abierto el Ministerio de Ciencias, Tecnologías e Innovación (Minciencias) con énfasis en incentivar a la micro, pequeña y mediana empresa a que definan y ejecuten proyectos de este tipo que impulsen su crecimiento y las hagan más productivas y competitivas, tanto para el mercado nacional como el internacional, a través de un instrumento creado específicamente para este nicho que comprende al 90% de la economía formal del país. 

Se trata de la línea de Crédito Fiscal, la cual se lanzó a principios de 2020 y logró otorgar alivios tributarios a 136 propuestas presentadas por mipymes nacionales, según el reporte divulgado por Minciencias; en ese mismo año fueron $1,5 billones los otorgados a las empresas del país. 

No obstante, para 2021 los requisitos y exigencias encaminadas a dar aprobación a los proyectos que se presenten con el propósito de aspirar a dichos estímulos se intensificaron de manera sustancial; los expertos consideran que con ello el Gobierno busca elevar el perfil de los proyectos de ciencia y tecnología que se adelantan en Colombia y ponerlos al nivel de las tendencias globales en lo que a desarrollo tecnológico se refiere.  

Todas las empresas, sin importar su tamaño o el beneficio al que aplican, deben formular y presentar un proyecto cumpliendo una serie de requerimientos minuciosos, en busca de cumplir al 100 % con los criterios de calificación: calidad, pertinencia e impacto. 

Transformación digital y tecnología 4.0 (inteligencia artificial, machine learning, analítica de datos, robótica, etc.), tecnologías verdes y tecnologías socialmente incluyentes, son algunas de las líneas que Minciencias busca promover en el sector empresarial y fueron destacadas por la Misión de Sabios (ver recuadro); estás ayudarán a otorgarles mayores calificaciones a los proyectos que las incorporen. Así mismo, conseguirán mayor puntaje los que respondan a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) establecidos en el Acuerdo de París (2015), o que impacten positivamente a las regiones con Índice Departamental de Innovación (IDIC) bajo. 

“El propósito de elevar la vara de las exigencias es loable y necesario para ser un país más competitivo, pero creo que se falla en poner en el mismo rasero a las grandes empresas que ya llevan muchos años trabajando en este campo y recibiendo beneficios por ello, y a las pequeñas que son nuevas en estos procesos y que, como primer paso, requerimos que inviertan en sofisticar su oferta y procesos”, manifiesta Mauricio Reyes Ariza, director de Inventta Colombia, firma consultora en este campo, quien aconseja, por esta razón, que las mipymes busquen el acompañamiento o la asesoría adecuada para formular proyectos acertados, ganadores. 

Cabe destacar que, según un estudio realizado por la OECD en 2020, y divulgado en Colombia por Minciencias, el instrumento de Crédito Fiscal del país fue catalogado como “el beneficio tributario más generoso del mundo”, para las pequeñas y medianas empresas, superando a países de la región, como Brasil, Chile y México, e incluso a los países europeos que cuentan con incentivos y sistemas maduros y sofisticados.