Este emprendimiento colombiano cuenta con más de cien mil clientes activos y tiene sedes en Ciudad de México, Guadalajara y también ha abierto puertas en Santiago de Chile.

Por Álvaro Rodríguez Ferrero / Cofundador de Innside y creador del podcast “Boss Tank: ser tu propio jefe”/@alvarorodriguezf

El nombre de Laika recorrió el mundo en el año 1957 cuando la entonces Unión Soviética anunció el lanzamiento de su cohete Sputnik 2 que estaría tripulado por primera vez. Sería lanzado para conmemorar el aniversario 40 de la Revolución. Y también para demostrarle a Estados Unidos que Rusia estaba adelante en su carrera espacial. El cosmonauta de ese viaje que estaría a 900 kilómetros sobre la superficie de la tierra era una simpática perrita que había sido recogida en las calles de Moscú y por su dócil temperamento fue seleccionada para semejante aventura con pasaje de ida y no de regreso. 

Su historia fue universal y con los años, millones de mascotas fueron bautizadas con el nombre de Laika, la mascota que sigue en el cielo. 

63 años después, Laika vuelve a estar en primera plana. Ahora, es una reconocida plataforma digital que atiende todas las necesidades de perros y gatos. Nació hace tres años en Colombia y su nombre ya está en varias de las principales ciudades del país, así como en México y Chile. 

Durante esta pandemia, que lleva más de un año, Laika ha sido la amiga fiel de los dueños de mascotas quienes con la cuarentena encontraron una solución para resolver la comida, los juguetes, las consultas con los veterinarios y todo lo que tiene que ver con el cuidado de sus perros y gatos. 

Laika es una startup que ha dejado huella en Silicon Valley, donde se adelanta la carrera del mundo digital, especialmente el de las plataformas digitales. Este emprendimiento fue creado por un grupo de amigos que le fueron dando forma al negocio hasta convertirla en la única plataforma especializada en servicios para mascotas. 

Andrea González Bernal, cofundadora de Laika, señala que la empresa Chewy, que nació en el 2011 en Estados Unidos y fue comprada por PetSmark en 2017 por 3.500 millones de dólares ha sido una gran referencia para Laika. “Es una empresa que realmente lo está haciendo muy bien, en temas relacionados con mascotas, en servicio al cliente, los despachos a tiempo, los delivery, y para allá vamos”, señala González. 

Laika ha tenido un crecimiento vertiginoso en sus últimos tres años a tal punto que fue seleccionada por Y Combinator, considerada una de las principales aceleradoras estadounidense en el mercado de emprendedores. El emprendimiento colombiano fue escogido entre 30.000 solicitudes que fueron presentadas a nivel mundial. 

El confinamiento por cuenta de la pandemia impactó fuertemente el negocio de las mascotas en Colombia. Las personas buscaron en los perros y gatos su compañía para pasar esos largos días de encierro. Hoy se calcula que por cada diez hogares en seis hay mascotas. 

Laika entendió que ese enorme mercado de mascotas requería de la prestación de un servicio que reuniera todo en un mismo paquete: comida, juguetes, camas, pijamas, medicamentos, servicios veterinarios, para que sus dueños estuvieran tranquilos y pudieran tener en las mejores condiciones a sus amigos inseparables. Pero además de todos esos servicios de primera mano, la plataforma colombiana, también hizo una serie de alianzas para proteger a los animales del maltrato. 

La gran ventaja del servicio que presta Laika es que llega a todos los estratos sociales, así como a cualquier barrio de Bogotá y de las ciudades donde tiene sus sedes. Además, este servicio tiene la gran ventaja que el cliente puede pagar en el momento de recibir sus productos en la puerta de su casa, tanto en efectivo como por datáfono. 

Otra de las grandes ventajas que ofrece Laika es que los pedidos se entregan el mismo día y cuenta con su propia red de domiciliarios que garantizan la entrega de los productos en excelentes condiciones. “Nuestro servicio al cliente es clave para nosotros, tenemos más de 50 personas pensando solo en el producto, porque damos valor en cómo se presenta la marca, desde los empaques y los temas de operación y de despachos”, enfatiza González. 

En medio de la pandemia y cuando muchas empresas han pasado por momentos muy difíciles, Laika continuó su expansión y se lanzó a la conquista del mercado internacional. Hoy tiene sedes en Ciudad de México, Guadalajara y también ha abierto puertas en Santiago de Chile. 

En la actualidad, Laika tiene 100.000 clientes activos, atiende más de 50.000 pedidos mensuales, da empleo a más de 50 personas y en 2020 tuvo un crecimiento del 510 %. 

Laika no se detiene. Este emprendimiento colombiano ha ido ganando espacio en las grandes ligas del mercado digital. Sabe que todavía tiene mucho por crecer, porque cada día son más personas las que buscan en una mascota su verdadera compañía.