Una de las empresas de mayor crecimiento durante la pandemia ofrece soluciones tecnológicas al sector financiero y al asegurador, y se prepara para irrumpir en el de la salud.

Una empresa radicada en Barranquilla ha crecido enormemente en medio de la pandemia. Se llama Red5G y se concentra en desarrollar plataformas y aplicativos a la medida para entidades del sector financiero y del asegurador.

Jean Pierre Grosso, su fundador y CEO, nos cuenta en esta entrevista los detalles de ese crecimiento inusitado y las proyecciones que ha hecho su compañía para convertirse en competidora de grandes ligas en el mundo de la tecnología.

¿Qué diferencia a Red5G de otras empresas de tecnología especializada en producir software para otras empresas?

Nosotros venimos creciendo como aliados tecnológicos de todas las empresas del sector financiero y del sector asegurador. Y digo “aliado” porque nuestro trabajo va mucho más allá que recibir un requerimiento y hacerlo. El aliado aporta valor a las compañías. Nos encargamos de tomar los problemas y ver las oportunidades dentro de cada compañía, para poder hacer realidad sus sueños y potenciar la forma como generan valor. Brindamos un producto integral y esa integralidad se mide en el diseño, la experiencia de usuario, el desarrollo de la plataforma, la consultoría, el acompañamiento y el soporte. Quien nos contrata tiene un aliado tecnológico 7/24 para cualquier problema que se llegue a presentar.

¿En Red5G hacen software a la medida de las empresas?

Sí, las compañías nos dicen el qué y del cómo nos encargamos nosotros. En Red5G nos concentramos en dos pilares fundamentales: el primero es la velocidad. Trabajamos al ritmo del empresario y de su compañía, no al nuestro. Sabemos que cuando una empresa llega a nosotros, su necesidad nació ayer y por eso el ADN de todos nuestros colaboradores está enfocado en esa velocidad. El segundo es la experiencia del usuario. Creamos plataformas para todo el mundo. La pandemia hizo que se utilizaran en el día a día y no solo por los nativos digitales o los jóvenes. También las están usando los adultos y los de mayor edad, en quienes igualmente tenemos que pensar. Por eso debemos tener una experiencia de usuario que no deje a nadie por fuera. Ese es nuestro ADN y nuestra columna vertebral.

Jean Pierre Grosso es ingeniero industrial de la Universidad de los Andes.

Ustedes han sido una de las empresas beneficiadas por la pandemia, que creó la necesidad de digitalizar los procesos de las compañías…

Así es. Cuando empezó la pandemia ya éramos un mercado en crecimiento y también una empresa en crecimiento gracias a la transformación digital de las empresas. Y aún más las
del sector financiero y el asegurador, donde se imponen las tendencias fintech y insurtech. Afortunadamente para nosotros, la pandemia se tradujo en una sobredemanda de aplicativos digitales, de nuevos desarrollos. Surgió, entonces, una necesidad: si una empresa no se pasaba a la transformación digital, quebraba. Muchas empresas de crédito, por ejemplo, no podían tener asesores moviéndose en la calle. La movilidad se vio restringida y todo empezó a hacerse desde el celular y desde la casa.

Entonces, ¿se multiplicaron los clientes?

Nos tocó no solo atender a las compañías con las que trabajábamos, las más de 20 empresas que actualmente son aliados de Red5G, sino también a nuevas empresas que empezaron a llamarnos y a decirnos: “Necesitamos su apoyo; necesitamos una plataforma, un aplicativo, para poder sobrevivir”. Esa sobredemanda se tradujo en un trabajo muy fuerte en Red5G durante las cuarentenas y en algo que disparó el crecimiento de la compañía en ventas y en colaboradores.

Pongamos ese crecimiento en cifras. ¿Cuánto tenían en 2019 y cuánto tienen hoy en materia de clientes y ventas?

En cuanto a ventas, tuvimos un crecimiento superior 1.600 %. Teníamos alrededor de 10 clientes antes de empezar la pandemia y hoy en día contamos con 25. Nosotros no tenemos muchos porque somos una boutique y actuamos como aliados tecnológicos. No nos empeñamos en el volumen, sino que nos centramos en lograr una experiencia muy enfocada al cliente.

¿También hubo un crecimiento en número de colaboradores?

En 2019 teníamos de 25 a 30, incluyendo programadores, diseñadores, analistas de experiencia de usuario, arquitectos y demás, quienes son claves dentro de este ecosistema. Ahora somos casi 100. Todos los meses estamos involucrando a nuestro equipo más de 10 colaboradores y eso hace que, obviamente, el crecimiento siga.

¿Quiénes son sus clientes?

Entre las entidades con las cuales trabajamos destaco todo el grupo Coomeva, el banco Serfinanza, Seguros Mundial, Aseguradora Solidaria de Colombia, Allianz y Sufi. Son grandes corporaciones que han optado por la transformación digital y requieren aliados tecnológicos como nosotros para ir a la velocidad de las tendencias.

La compañía tuvo un crecimiento en ventas del 1.600 % durante la pandemia. Y pasó de tener 25 colaboradores a más de 100 en este último año.

¿Es fácil conseguir el talento para el tipo de trabajo que hacen, el cual se basa en tecnología de última generación?

El verdadero problema de las compañías de software está hoy en conseguir el talento y en retenerlo. Hay muchos profesionales que se van con el mejor postor y muchas entidades con gigantescos recursos para brindarles beneficios. Eso ha hecho que la competencia sea muy agresiva en materia de reclutamiento de programadores. En Red5G hemos optado por cambiar el modelo y hacer algo disruptivo: no tener colaboradores sino socios. En la actualidad el 5 % de la compañía ya ha sido destinado a los colaboradores que llevan una buena cantidad de tiempo y que cumplen con ciertos requisitos; pero dejo la puerta abierta para que quien se lo gane entre a ser socio, por cumplir con los objetivos y mostrar compromiso con la compañía.

Red5G ha optado por tener socios, más que colaboradores.
¿Y qué hay para quienes no son socios?

Por supuesto, no los desamparamos. Tenemos un programa de beneficios para ellos. Les brindamos incentivos en salud, gimnasio, spa, espacios de oficina muy agradables, para que se sientan en casa y en familia; además para que perciban que todos sus proyectos e ideas los podemos hacer realidad en Red5G, y no solo siendo colaborador, sino también socio. Si la compañía crece y vale más, ellos también representan un gran aporte a esa valoración.

¿En Red5G solo hay colombianos o también extranjeros?

Nuestro centro es Barranquilla. Tenemos aproximadamente el 95 % de la planta funcionando aquí, pero contamos con colaboradores en Argentina y España. En Argentina son muy buenos en diseño; en España, en probar las plataformas.

¿Usted les recomendaría algo a las universidades colombianas respecto a ese talento que necesitan en Red5G?

Les diría que este es el futuro. Todo el mundo debería ser programador o diseñador. Hoy en día las transacciones, los seguros, las compras, la salud, todo se ha volcado hacia lo digital. Necesitamos recursos, gente y programas que estén enfocados en fortalecer las competencias en programación y diseño, pero también en liderazgo, comunicación y trabajo en equipo. Todo eso es clave para hacer crecer una compañía y ya lo estamos implementando con universidades como la Sergio Arboleda y entes territoriales como la Gobernación del Atlántico y la Alcaldía de Barranquilla, a través de semilleros de programación y diseño.

Uno de sus propósitos es promover la formación del talento humano en programación y disciplinas afines a través de semilleros.
¿Cuáles son las próximas fronteras de Red5G como empresa?

En el mediano plazo nos queremos convertir en la compañía de software más grande de Colombia y Latinoamérica. Y a largo plazo apuntamos a mercados más grandes. Ya tenemos la compañía abierta en Estados Unidos, donde empezamos a conseguir empresas que quieren trabajar con nosotros. Sin embargo, buscamos que las compañías con las cuales trabajamos no sientan que somos algo masivo que quiere abarcar todo, sino que somos especializados en ofrecer un producto y un servicio excepcionales. Estamos dando pasos seguros, pero sí vamos a convertirnos en una compañía referente en Latinoamérica, Estados Unidos y ojalá en el mundo. Acabamos de hacer una alianza con una compañía en Brasil enfocada en préstamos para el nicho de personas afro. Es una fintech que queremos expandir como un banco digital dentro de la región.

¿Hay oportunidades en sectores distintos al financiero y al asegurador?

Con los médicos estamos explorando nuevas alternativas y productos que pensamos sacar al mercado de la salud porque es un sector revolucionado por completo debido a la pandemia. Todo el mundo, a través de su celular, ya puede hacer una consulta médica y comprar sus medicamentos. Si Red5G va a entrar en un sector nuevo, ese será el de la salud.