Por Fanny Kertzman

Revelaciones no gratas sobre Trump

Durante el último mes han visto la luz dos libros sobre Donald Trump que hacen revelaciones no muy gratas. Uno es de Mary Trump, su sobrina, titulado Demasiado y nunca suficiente: Cómo mi familia creó al hombre más peligroso del mundo y el otro es de John Bolton, antiguo asesor de seguridad en la Casa Blanca llamado La habitación donde todo sucedió. He aquí algunas de las mayores revelaciones.

Mary cuenta que aunque Trump se muestra orgulloso de haber estudiado en la prestigiosa escuela de negocios Wharton School en la Universidad de Pennsylvania, la verdad es que fue admitido haciendo trampa. Logró que un compañero muy estudioso, Joe Shapiro, hiciera el examen de admisión (SAT) por él. “Para Trump hacer trampa es su modo de vida” dice Mary.

Su forma de tratar a las mujeres no es el más decoroso. Mary trabajó un tiempo para él como escritora fantasma y tuvo acceso a un documento donde Donald listó a todas las mujeres con las que esperaba salir, pero que lo habían rechazado. De ellas dice que eran las “peores, las más feas y cerdas”. En la lista están incluidas Madonna y la patinadora Katarina Witt. La autora también afirma que cuando Trump la vio en vestido de baño en Mar-a-Lago en los noventas exclamó “Oh Mary como estás de tetona”, a lo que su entonces esposa Marla Maples le dio una palmadita en el brazo.

Cuando Donald Trump estaba casado con su primera esposa Ivana, eran famosos por su tacañería en los regalos. Una Navidad le dio a la joven Mary un zapato dorado lleno de confites. “Donald vino a través de la despensa desde la cocina. Cuando pasó me preguntó, ¿qué es eso? –Es un regalo tuyo–” respondió la autora. También revela que en 1977 cuando ella tenía doce años, el regalo fue un paquete de ropa interior de doce dólares. A su hermano le dieron un diario empastado en cuero dos años atrasado. Y después de unos años le dieron a ella una ancheta regalada de la que habían sacado la lata de caviar.

En 2009, Mary Trump fue a la boda de su prima hermana Ivanka con Jared Kushner en el campo de golf Bedminster que pertenece a Trump. Kushner es judío. El padre del novio dio un discurso en el que dijo que Ivanka sólo sería aceptada como miembro de la familia si se convertía al judaísmo, tal como lo había prometido. Donald estaba visiblemente incómodo y más con estas palabras viniendo de Charles Kushner, que fue encarcelado por hacerle una trampa a su cuñado con una prostituta, filmarlo y enviarle el video a su hermana en medio de una fiesta.

El libro enfatiza mucho los efectos de una familia paterna disfuncional. Fred Trump, el padre, era un “sociópata funcional” influyendo negativamente en todos su hijos incluyendo a Fred Junior, que murió joven de un ataque al corazón consecuencia del alcoholismo. Donald resultó con una personalidad “narcisista, matoneadora y pomposa”.

El libro de Bolton por su parte revela que Trump trató de eliminar investigaciones criminales en su país. Por ejemplo el presidente de Turquía, Recep Erdoğan, le entregó en 2018 un memo sobre un proceso que involucraba a una compañía turca. Trump prometió resolverle el problema cuando cambiaran a los jueces que habían sido nombrados durante el período de su antecesor Barack Obama.

También elogió a China por sus campos de concentración para musulmanes, defendió al príncipe saudita Mohammed bin Salman cuando mató al periodista Jamal Khashoggi, creía que Finlandia era parte de Rusia y no sabía que Inglaterra era una potencia nuclear. Por último dijo que le parecía “chévere (cool)” invadir Venezuela porque “es realmente parte de los Estados Unidos”.

“El libro de Bolton por su parte revela que Trump trató de eliminar investigaciones criminales en su país”

Recibe nuestro newsletter

Regístrate, y recibe las últimas noticias.

Te has registrado correctamente