Ciudad de Panamá, 22 ago (EFE).- Panamá le aclaró este martes al presidente Gustavo Petro, que el canal interoceánico está abierto y facilitando el comercio mundial, luego de que el jefe de Estado publicara en sus redes sociales que «la sequía cierra» la vía acuática.

«Señor Presidente de Colombia @petrogustavo, el Canal de Panamá mantiene abiertas sus operaciones y el libre tránsito para facilitar la movilidad y el comercio mundial. La información que circula en redes sociales no es cierta y distorsiona la realidad», afirmó la Presidencia de Panamá en un mensaje en su cuenta de la red social X (antiguo Twitter).

La Presidencia de Panamá cita una publicación del presidente Petro del pasado 21 de agosto en la misma red social, en la que escribió «La sequía cierra el canal de Panamá», acompañado de una información de la cuenta Alerta Mundial del día 19 de agosto que hablaba de «más de 200 embarcaciones están atrapadas a ambos lados del vía fluvial».

El Canal de Panamá informó a EFE que 134 buques se encontraban hasta la tarde del lunes en espera para cruzar la vía como consecuencia de las medidas adoptadas por la sequía que afecta su cuenca, por lo que ha ampliado una de las condiciones de reserva para agilizar los tránsitos.

Para este mes, «el tiempo medio de espera para tránsitos no reservados se sitúa entre 9 y 11 días», añadió el Canal, que aseguró que monitorizaba la situación para ir «implementando medidas para mejorar el flujo» de los barcos, que se han aglomerado por carecer de una reserva de tránsito.

«Cabe destacar que, los tránsitos por las esclusas Neopanamax», la ampliación operativa desde junio de 2016, «mantienen su promedio normal de 10 por día, de manera que dichos tránsitos no se han visto impactados por la medida», agregó el Canal en una respuesta enviada a EFE.

Desde el pasado 30 de julio, la Administración del Canal de Panamá (ACP) limitó a 32 – de un máximo de 38 – el número de buques que puede transitar diariamente por la vía, de 82 kilómetros de longitud y por donde pasa alrededor del 3 % del comercio mundial.

Esta medida se implementó «hasta nuevo aviso» para evitar más reducciones al calado, o la profundidad que alcanza en el agua la parte sumergida de una embarcación, que se encuentra ahora en 44 pies (13,4 metros) de un máximo de 50 pies (15,24 metros) que ofrece la vía.

Los bajos niveles de los dos lagos artificiales que abastecen de agua el canal son la causa de estas decisiones operativas que están impactado en la operación del Canal y en sus ingresos esperados para el año fiscal 2024, que se verán disminuidos en alrededor de 200 millones de dólares, como ya informó el administrador de la vía, Ricaurte Vásquez. EFE

Compartir

Relacionados

Los grupos armados continuaron fortaleciéndose durante el Gobierno de Petro, según informe
Se estrella en Rusia un avión con 10 pasajeros, entre los que está el jefe del Grupo Wagner