Contra reloj

Más de 200 grupos de investigadores regados por el mundo aúnan esfuerzos para encontrar la vacuna contra el Covid-19

Descubrir una vacuna para hacerle frente a las pandemias causadas por los virus es de por sí una misión titánica, de años de investigación, de cientos de pruebas en laboratorio y posteriormente en humanos. Para la Organización Mundial de la Salud (OMS) las vacunas,

a excepción del agua potable, ningún otro factor, ni siquiera los antibióticos, ha ejercido un efecto tan importante en la reducción de la mortalidad. Con ellas se salvan millones de vidas al año. No sólo las salva sino con ellas se logra transformarlas y le brinda la posibilidad a los niños de crecer sanos. Más de 100 millones de menores son inmunizados al año.

A pesar de los grandes avances en la inmunización contra enfermedades mortales como la meningitis, la rabia, el sarampión, el polio, la OMS señala que se requiere con urgencia el desarrollo de vacunas para hacerle frente al paludismo, la tuberculosis y el SIDA.

Ahora, con la pandemia desatada por el coronavirus, el mundo sigue paso a paso las noticias sobre el descubrimiento de una vacuna que inmunice contra el Covid-19. Ha sido una carrera contra reloj y los esfuerzos están concentrados en 200 grupos de investigadores regados por todo el mundo, que trabajan incansablemente en busca del milagro de la vacuna.

 Contra reloj

La OMS, le sigue el rastro a 140 estudios que son los más desarrollados. De ellos, 18 investigaciones están en fase de experimentación en humanos en lo que se conoce como ensayos clínicos. En ese filtro, hay tres que son los más avanzados y que el mundo ha escuchado como la vacuna experimental Sinovac Biotech, que trabajan los investigadores en China; la segunda se conoce como ChAdOx1 nCoV-19, que tiene sus cuarteles de investigación en la Universidad de Oxford en el Reino Unido y la tercera con el nombre de Moderna, cuyos ensayos clínicos se llevan a cabo en Estados Unidos.

Los expertos de la OMS señalan que se busca el desarrollo de una vacuna que tenga una protección duradera y que permita levantar las medidas de confinamiento en las que ha estado el mundo desde el pasado marzo.

Uno de los biólogos que a nivel mundial ha trabajado de manera frenética es David Pulido, un español que forma parte del equipo de investigadores del Instituto Jenner de la Universidad de Oxford en el Reino Unido. En una entrevista con el periódico El País, señala que los investigadores se “lanzaron de cabeza en busca de la vacuna”. El trabajo ha permitido dar pasos muy importantes y en el laboratorio han logrado probar que su descubrimiento genera defensas que permiten neutralizar el coronavirus.

Es el descubrimiento más importante que han logrado en estos cinco meses de trabajo de sol a sol. Ahora, el reto es demostrar que la vacuna funciona en el mundo real. Para ello ya iniciaron los ensayos en más de 20.000 pacientes voluntarios en diferentes partes del mundo: Reino Unido, Sudáfrica y Brasil. El paso que están dando en este momento es vacunar a la mitad de los elegidos y esperar por unos meses si el virus los infecta menos que los no vacunados.

Los biólogos que participan en este trabajo son muy optimistas sobre los resultados venideros. Pulido señaló en el reportaje con el diario español que a pesar de las incógnitas que todavía existen, una de las tareas por resolver es determinar qué pasa con la gente mayor. “Si las vacunas generan una respuesta inmune en las personas mayores, la sociedad podría empezar a abrirse más”. Por lo pronto, mil personas, entre 18 y 55 años, han participado en este primer ensayo. Si la vacuna da los resultados esperados, el laboratorio AstraZeneca se ha comprometido a producir 2.000 millones de dosis sin fines de lucro.

Al otro extremo del mundo, los investigadores de China también han dado pasos importantes en lograr descubrir la vacuna y se han comprometido a compartirla mundialmente, como una forma de resarcir el daño causado por la expansión del Covid-19 que se detectó a finales de diciembre del año pasado en la ciudad de Wuhan.

Sinovac Biotech, el laboratorio que trabaja también a toda marcha, ha señalado que a comienzos del mes de junio inició los ensayos con humanos en Brasil. Los investigadores señalaron que en las fases I y II contaron con la participación de 743 voluntarios y ninguno de ellos había mostrado síntomas adversos después de recibir la dosis de la vacuna experimental y que esta había provocado una respuesta inmunitaria.

El trabajo realizado por los chinos en Brasil contará con el apoyo del Instituto Butantan, experto en la producción de vacunas. Se tiene previsto reclutar 9.000 profesionales de la salud a lo largo y ancho del país, quienes recibirán una dosis de la vacuna CoronoVac y habrá que esperar los resultados finales en tres meses para conocer su efectividad.

Moderna en Estados Unidos, es la tercera opción más avanzada. Los investigadores han señalado que encontraron anticuerpos neutralizadores del virus en las primeras ocho personas que han participado en la experimentación de la vacuna. El trabajo de los biólogos ha entrado en fase de pruebas, los primeros resultados son alentadores porque el análisis en laboratorio ha demostrado que hay “significativamente más anticuerpos”.

Contra relojSi bien la carrera para descubrir la vacuna contra el coronavirus ha sido maratónica, todavía falta un largo camino por recorrer y a pesar de los buenos augurios, solo hasta el próximo año, como lo ha dicho la OMS, se tendría disponible la dosis para inmunizar a la sociedad contra el virus SARS-CoV-2 que ha dejado a la fecha más de 15,7 millones de casos y alrededor de 634.000 muertes en todo el mundo.

Recibe nuestro newsletter

Regístrate, y recibe las últimas noticias.

Te has registrado correctamente