Desde casa

El teletrabajo ha desvirtuado la creencia que permanecer más horas en la oficina es sinónimo de productividad. Los estudios realizados sobre esta modalidad señalan que los empleados dedican más tiempo a sus labores y son más eficientes

Nada será igual. Una frase que repiten los psicólogos, también los economistas, señalan los politólogos, vaticinan los empresarios y por su puesto la gente de a pie. Nada será igual en el trabajo, en el estudio, en la vida social, en el transporte, en todos los temas que tienen que ver con la cotidianidad de las personas.

Nada será igual en el día a día del trabajo. La oficina, el café, la conversación en los pasillos de las empresas, la salida almorzar, serán, por lo pronto, una añoranza del pasado. Ahora, se impone el teletrabajo, y más aún en tiempos del mundo virtual, hiperconectado, con herramientas de tecnología a la mano que permiten realizar juntas directivas y conferencias virtuales entre jefes y trabajadores.

Según datos de Statista, en los últimos dos meses, la plataforma Zoom desarrollada en Estados Unidos y que no ha parado de crecer, ha tenido millones de descargas. En el último mes la aplicación llegó a superar los 200 millones de usuarios al día, según datos facilitados por la compañía. Desde el 25 de marzo al 1 de abril, la aplicación ha tenido 1,4 millones de descargas en Brasil, 745.700 veces en México, 227.000 en Chile y en Colombia ha sido de 179.900.

El teletrabajo llegó para quedarse por un largo tiempo y será la forma más productiva y segura para evitar el riesgo del Covid-19. La gran mayoría de las empresas en el país están laborando de esta manera. Según un estudio realizado por NordVPN, una empresa especializada en proveer servicios de red privada virtual personal, las personas están trabajando muchas más horas en teletrabajo que en sus oficinas convencionales.

En Estados Unidos, por ejemplo, hubo un aumento del 40 % en el horario laboral desde la casa en comparación con el de la oficina. En España, Italia, Reino Unido y Canadá, las personas están comenzando a trabajar mucho más temprano de lo habitual y la jornada se extiende por lo menos dos horas más.

Para Luis Fernando Hurtado, director de Talentop, las jornadas laborales se han extendido más de la cuenta principalmente por la resolución de dudas que tiene el trabajador. Antes las indicaciones se hacían de manera presencial, ahora hay que consultarlas a través de un correo o a través de una videoconferencia. Otra de las razones es que las pausas activas y el tiempo para el almuerzo, se han acortado de manera significativa y esto aumenta el tiempo que se permanece en el escritorio virtual.

Cifras del Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicaciones, señalan que en Colombia el teletrabajo no era una modalidad frecuente entre las empresas. El modelo de presencia física en el lugar de trabajo siempre ha estado muy arraigado en el país. El último estudio de “penetración de teletrabajo” señala que esta modalidad se ha incrementado cuatro veces en relación con las cifras antes del confinamiento obligatorio. En el país tan solo 122.278 empresas habían implementado el sistema de teletrabajo y la mayoría de ellas estaban ubicadas en Bogotá y Medellín.

Para Hurtado el home office trae muchos beneficios para las empresas y así lo demuestran diferentes estudios globales. Un aumento del 39 % en la productividad del trabajador y un 40 % en disminución de costos operacionales.

Según Liliana Valencia, psicóloga ocupacional, el teletrabajo es una excelente oportunidad para que los trabajadores tengan más tiempo de pasar en casa, pero es importante establecer unos horarios, una disciplina y unos tiempos de descanso claves para reforzar la salud mental y física.

Otra de las enseñanzas que está dejando el teletrabajo es que más horas en la oficina no es significado de productividad y que se requiere de más orden en las tareas que se ejecutan para alcanzar mejores resultados.

Desde casa

Recibe nuestro newsletter

Regístrate, y recibe las últimas noticias.

Te has registrado correctamente