Los dos últimos años han sido para el mundo de profunda angustia y desolación. Por primera vez en la historia moderna la humanidad tuvo que enfrentar un enemigo silencioso, invisible y letal. 

La pandemia del covid-19 cobró más de 15 millones de vidas, según las cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que hundió las economías, cambió las rutinas laborales, aisló las familias, cerró los colegios, aeropuertos y finalmente alteró la vida de todos los habitantes del planeta.

Los gobiernos tuvieron que actuar sin un manual disponible, los sistemas de salud colapsaron, la ciencia tuvo que acelerar procesos que tomaban años para crear vacunas y la tecnología servir de apoyo para conectar a un mundo sumido en la angustia, la desesperanza y en la virtualidad. 

No en vano después de semejante odisea, del dolor de enterrar familiares y amigos, dejar atrás el tapabocas, superar el aislamiento y perder el miedo al contagio, el mundo celebra lentamente volver a lo que se denomina “normalidad”.

  • Los ojos estarán puestos en Donald Trump

2023 será un año de elecciones presidenciales cruciales para los estadounidenses. Ninguna figura tendrá mayor atención que el expresidente y hoy candidato Donald Trump. Quién sea electo tendrá que lidiar con una economía inestable, una polarización constante en el plano interno, tensiones comerciales con China, una guerra que no termina en Ucrania, una región latinoamericana que viró mayoritariamente a la izquierda y un continente europeo sumido en una crisis de soberanía energética. El 2023 nos dirá si Trump será el hombre que tenga que liderar a los EE. UU. para navegar esa tormenta.

  • Elon Musk y la tecnología

No solo es el hombre más rico del mundo, también el que más controversia está generando después de comprar Twitter por más de 40 billones de dólares. 2023 será un año clave para su apuesta de cambiar el uso de la plataforma. Una herramienta con millones de usuarios y que juega un papel clave en la política mundial. Las recientes revelaciones de cómo los exdirectivos de la compañía censuraban información para favorecer al Partido Demócrata en las pasadas elecciones presidenciales ha generado un inmenso debate acerca del papel que juegan estas plataformas, quién las regula y cómo se maneja la libertad de expresión. Igualmente, enfrentó una seria controversia con los principales medios de comunicación estadounidenses al bloquear las cuentas de periodistas del New York Times, Washington Post y la emisora CNN, con el argumento que los periodistas habían publicado datos de su paradero en tiempo real sin autorización alguna. Además, Elon Musk el hombre detrás de Tesla y de la nueva carrera espacial será protagonista en 2023.



  • URSULA VON DER LEYEN Y LA SEGURIDAD ENERGÉTICA

El liderazgo europeo está sobre la mesa. La crisis en Ucrania y la dependencia energética de Europa con Rusia han puesto en jaque el bloque europeo en sus cimientos. Ahora más que nunca, después de terminada la Segunda Guerra Mundial se necesita una Europa unida para enfrentar y resolver la guerra en Ucrania. Sin el papel político, el apoyo militar y logístico del bloque europeo Ucrania está al borde del precipicio. 

Llevar a la Unión Europea a una nueva etapa en su política energética alejada de los partidos ambientalistas que llevaron a acabar parte de la matriz energética y depender del gas ruso es una prioridad. El futuro del bloque depende del papel de esta mujer en 2023.



  • Vladimir Putin y occidente

Nadie cuestiona su liderazgo y que quizás es el hombre más poderoso del mundo. Lo suficiente para mostrar los dientes a Occidente y llevar nuevamente la atención a una escala que solo se recuerda en la época de la Guerra Fría. 

La guerra en Ucrania y el papel que Putin quiera jugar en ella será vital en 2023. Putin lleva años en el poder y su hegemonía reposa en el temor interno que genera a la oposición donde no tiene competidor. Su control sobre Europa en materia energética tiene a la Unión Europea sumida en una crisis profunda de la cual no podrán salir en el corto plazo. Putin hoy tiene el sartén por el mango.

  • José Antonio Ocampo y la economía en Colombia

¿Se quedará otro año o terminará en Columbia a final de 2023? Ocampo ha sido el pararrayos del gobierno Petro. Varios sectores de la economía se vieron seriamente afectados con la pandemia, el aparato productivo pagó un alto precio, la industria, el turismo, el deporte y la cultura fueron diezmados. 

El endeudamiento público se disparó y se tuvieron que crear programas sociales para sostener a los más vulnerables. 

Ocampo es el hombre de las reformas en materia económica en Colombia. La Reforma Tributaria que lideró y que fue aprobada ahora tendrá que dar frutos. Su nombre es prenda de garantía para los mercados internacionales, y sus decisiones serán fundamentales para reducir la inflación y tratar de controlar el precio del dólar en Colombia. La pregunta es si su vigencia en el cargo expira en 2023.

  • Lula da Silva y el gigante suramericano

En 2023 vuelve el hombre que sacó a 40 millones de brasileños de la pobreza. Brasil no es el mismo que dejó Lula a su sucesora Dilma Rousseff en su momento. Tampoco él es el mismo. Los escándalos de corrupción que lo tuvieron en la cárcel y que golpearon fuertemente al Partido de los Trabajadores afectan su credibilidad. Derrotó por estrecho margen a Jair Bolsonaro, por ende, le esperan varios años de movilizaciones en su contra en el plano interno. Regionalmente se espera que su liderazgo sea influyente ahora que Latinoamérica viró a la izquierda y que el bloque necesita de nuevo al gigante suramericano liderando la agenda de integración progresista sin caer del todo en las garras del socialismo bolivariano.

  • Nicolás Maduro y el renacer chavista

La vida le cambió a Maduro. 2023 será el año de pasar de ser el déspota más desprestigiado del continente, a convertirse en el aliado y socio por excelencia. Con la crisis energética generada en Europa por la guerra en Ucrania, el crudo venezolano se valorizó. Los EE. UU. empezaron a mirar a Venezuela con otros ojos y ahora que Gustavo Petro llegó a la presidencia en Colombia, la política y el comercio binacional con Venezuela tiene un nuevo aire. 

Maduro recibe oxígeno con la llegada de Lula, Boric y Petro. En 2023 su influencia será clave para mantener la revolución chavista y sostener el socialismo del siglo XXI en el poder en Venezuela.

  • Gustavo Petro y sus reformas estructurales

El exguerrillero que llegó al poder en Colombia y le dio por primera vez la presidencia a la izquierda en el país tendrá muchos retos en este nuevo año. El presidente colombiano jugará a mover una agenda muy nutrida en 2023 no solo en Colombia sino en la región. Este año buscará impulsar y sacar adelante una ambiciosa y cuestionada reforma a la salud y otra pensional. De igual forma transformaciones laborales y poner en marcha la Reforma Tributaria aprobada en 2022. Su política de Paz Total y de diálogo con el ELN tendrá que empezar a arrojar frutos en los territorios. Del mismo modo el manejo que decida darle a la política energética del país será clave ya que de ella dependen el 60% de los ingresos de la nación. ¿Qué pasará con los cultivos ilícitos y con los temores de un quiebre institucional como dicen sus contradictores ocurrirá en algún momento de su mandato? 2023 nos dirá mucho acerca de su visión y de cómo Petro y el progresismo lograrán consolidar una agenda multilateral en el continente.

  • Linda Caicedo y el fútbol femenino

Nunca el fútbol colombiano había llegado tan lejos en el plano de torneos de selección nacional como lo hizo con la Selección  Femenina en el pasado Mundial Sub-17 disputando una final en la India, pero además Linda Caicedo es ya considerada una de las mejores jugadoras sub-20 del mundo. Su liderazgo la ha convertido en una figura de talla mundial que inspira a una nueva generación que necesita de figuras como ella en el deporte. Caicedo es la cara de una nueva liga y representa una nueva esperanza nacional que seguramente le dará muchos triunfos a Colombia en competencias internacionales en 2023.

  • El regreso de Shakira

Ningún artista colombiano ha llegado tan lejos en los escenarios internacionales y ha llevado el nombre de nuestro país a tantos lugares con su música y nuestra cultura. Pero no solo ha sido su música, su fundación Pies Descalzos que lleva educación a los menos favorecidos en el país es de admirar. La labor filantrópica de esta barranquillera ha sido su mayor éxito. Ahora que ha regresado con un nuevo álbum y después de atravesar una dolorosa separación matrimonial, Shakira ha renacido como el ave fénix, su música hará que Colombia resuene en lo más alto del planeta y las nuevas generaciones de estudiantes que se gradúan gracias a su fundación seguirán multiplicándose para dejar esa semilla floreciendo por muchos años más. 2023 será el año de Shakira y por ende de Colombia en el mundo.

Compartir

Relacionados

Leyenda del tenis, anunció que sufre cáncer de garganta y de mama
Los desafíos para América Latina en 2023