EL FUTURO ES AHORA
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Por BRUCE MAC MASTER

Presidente de la ANDI

@BruceMacMaster

La labor para la recuperación del sector empresarial y la industria no va a empezar mañana. Arrancó el mismo día en que la cuarentena fue decretada a causa del Covid-19.

Lo que ocurra con la Industria dependerá también de lo que se haga en materia económica. Hay que jugarnos muy fuertemente por recuperar la actividad económica, por mitigar el efecto que ha habido sobre el empleo y el ingreso de las personas. En este momento debemos volcarnos por salvar la economía, donde el sector empresarial es el gran dinamizador.

Salud, abastecimiento y empleo 

Estas tres variables seguirán siendo determinantes por un tiempo que es difícil determinar. Bajo la premisa del cuidado de la salud, desde el momento en que se anunciaron las primeras medidas por la cuarentena, las empresas iniciaron un proceso de preparación en términos de protocolos para poder desarrollar las actividades con altos niveles de bioseguridad. Así lo hicieron las compañías de actividades productivas que estuvieron exentas y continuaron su actividad. Me refiero a la cadena de alimentos, los servicios públicos, bancarios o de salud.

Fueron estas empresas las que señalaron el camino para poder continuar abasteciendo de alimentos, otros productos y servicios a los colombianos. Posteriormente se fue dando la reapertura paulatina, primero a la infraestructura, la construcción y después a subsectores de la manufactura. De a poco y midiendo cada paso en términos de bioseguridad, las empresas se han ido reincorporando bajo otro modelo de producción que se irá moldeando en la medida que se vaya teniendo mayor control de la pandemia.

Hace parte de las acciones desarrolladas en este tiempo el trabajo entre autoridades nacionales, territoriales y empresas, lo que ha servido para coordinar la reapertura y ayudar en las medidas que han tomado las autoridades a nivel local.

El interés de ir integrando más empresas ha sido sostenerlas en medio de una situación en la que han tenido que continuar cumpliendo con sus obligaciones en un panorama en el que sus ingresos se han reducido o simplemente, no los han tenido.

Además del oxígeno a la economía, así sea con una incipiente actividad productiva, la reactivación del aparato productivo y el sostenimiento de las empresas ha tenido como mira el más importante objetivo social: el empleo.

La situación de las empresas se empezó a tornar tan crítica que la ANDI realizó unas encuestas sobre liquidez, entendiendo que este ha sido el gran problema para todos.

EL FUTURO ES AHORA

De ahí que las medidas de apoyo a diferentes sectores anunciadas por el Gobierno, la postergación del pago del impuesto de renta o las relacionadas con los parafiscales han sido un alivio en este objetivo del sostenimiento de la estructura empresarial.

Bajo estas condiciones y poder seguir construyendo un “nuevo” futuro es importante para las empresas tener acceso a crédito y a crédito ágil, tanto para las micro, pequeñas, como para las medianas y grandes empresas, eso ayudará a su viabilidad.

Dentro de todo este grupo de sectores que reanudaron labores, la infraestructura y la construcción resultan definitivos al involucrar una serie de subsectores dentro de su cadena productiva. El impulso que se le brinde a estas actividades será determinante en la reactivación económica.

A mediano plazo debemos continuar el debate sobre temas estructurales que son de trascendencia para el país. Por ejemplo, lo que veíamos como temas del mercado laboral del futuro son hoy una realidad. De manera abrupta la pandemia nos obligó a implementar mecanismos como teletrabajo y educación virtual y nos demostró que es el momento de repensar todo lo relacionado con la digitalización de nuestras actividades y la formación del talento para el mundo productivo.

Esta también puede ser la oportunidad para pensar con serenidad algunos de los temas del empleo como por ejemplo, ¿cómo bajar la informalidad?, ¿cómo aumentar la productividad?, ¿cuáles son los empleos del futuro? y ¿cómo enfrentar la digitalización y la robotización?

En conclusión, la fuerza de los acontecimientos nos obligó y nos seguirá obligando a buscar soluciones y reacomodarnos de forma inmediata, el futuro es ahora, cada día que actuemos rápido significará mitigar muchas de las consecuencias que nos traiga la situación originada por la pandemia.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Recibe nuestro newsletter

Regístrate, y recibe las últimas noticias.

Te has registrado correctamente