«Gasten tanto como puedan, pero guarden los recibos»

Por JOHN JAIRO OCAMPO
Periodista especializado en economía
@jjocampo

El mercado de valores en Colombia no ha sido ajeno al impacto de la crisis generado por la pandemia del coronavirus. Los precios de las acciones han caído, las expectativas de emisiones e inversiones en la Bolsa se han frenado.

No obstante, y pese a las adversidades, el presidente de la Bolsa de Valores de Colombia, Juan Pablo Córdoba, es optimista y cree que el país saldrá fortalecido de esta situación que tomó por sorpresa al mundo entero.

En diálogo con Alternativa, Córdoba, hizo un llamado a las empresas para que miren el mercado bursátil que es una buena opción para conseguir financiación y no depender del crédito bancario.

Reveló que las empresas tendrán la opción de acceder a recursos frescos con la emisión de bonos que tendrán el respaldo del Fondo Nacional de Garantías.

Alternativa: ¿Antes del 24 de marzo cómo pintaba el año para el mercado de valores en Colombia?

Juan Pablo Córdoba: Veníamos de un año muy bueno en términos de colocaciones con $13,7 billones con más de 50 emisiones y las perspectivas para el 2020 venían muy bien. Hasta el 15 de marzo teníamos una senda de emisiones más empinada que la del año pasado y esto se debe a un esfuerzo conjunto que se ha realizado de la mano con toda la industria para posicionar al mercado de capitales como una fuente eficiente de financiación empresarial.

Cuando empezó todo el tema del aislamiento social y las medidas que se han venido tomando para la contención del virus, contábamos con más de 20 emisiones programadas en el mercado de capitales entre marzo y junio. Algunas de estas se suspendieron y algunas otras se cancelaron.

No obstante, teníamos la claridad que un emisor con muchísima trayectoria y muy conocido en el mercado era el aliado que necesitábamos para la reapertura. Y lo logramos con la primera emisión hecha de forma ciento por ciento remota que realizó Celsia el 20 de abril, la cual tuvo mucho éxito con una demanda que sobrepasó más de 3,6 veces el monto ofrecido. Este hito en plena cuarentena, incentivó a que otras compañías como Credifamilia, a través de bonos hipotecarios, y el Distrito de Bogotá, con bonos de deuda pública, también hicieran emisiones enfocadas a sus proyectos de crecimiento y respectivamente, para invertir en crecer o atender la crisis. A la fecha llevamos $875 mil millones en financiación post-Covid. Yo estoy confiado en que vienen más emisiones en el mercado, las cuales estamos en proceso de materializar próximamente.

Usted hablaba de un gran año para la financiación empresarial a través de bonos luego de un buen 2019 ¿Todo eso se perdió con esta pandemia? Creo que no todo se perdió. El esfuerzo por posicionar al mercado de capitales como una fuente alternativa de financiación empresarial no se pierde. Esperamos que se reactiven las emisiones que se postergaron y que otras empresas distintas se animen a buscar el financiamiento que requieren para normalizar sus operaciones y fortalecerse patrimonialmente.

Además, considero que tenemos que imprimirle optimismo al país y estas primeras colocaciones demuestran que hay confianza y apetito de los inversionistas por invertir en el futuro de las empresas colombianas. Es decir que el mercado está abierto y disponible para ofrecer una fuente de financiación alternativa.

¿Cuál cree que será el impacto final de esta crisis sobre la economía, el empleo y el ingreso de los colombianos? Tenemos que pensar seriamente en mantener vivo nuestro tejido empresarial ya que las empresas son el pilar de la recuperación económica. Son el canal a través del cual los hogares detentan su sustento, obtienen los bienes y servicios que necesitan para satisfacer sus necesidades y son la fuente del empleo que dignifica la vida de las personas. Y quedó en evidencia que estamos lejos de vivir de subsidios, porque sin empresas no hay impuestos.

Algunos creen que durante la crisis las empresas se pueden cerrar y cuando todo haya pasado, vuelven a abrir sin mayores dificultades. Pero las empresas son como las personas: necesitan alimento y movimiento para mantenerse vivas. Una empresa que cierra sus puertas y no genera ingresos, no puede mantener los empleos, pagar los impuestos, los arriendos, o pagar a sus proveedores o sus obligaciones financieras.

Todos los empresarios quieren mantener los empleos y los ingresos de las familias vinculadas. De ahí la importancia de mantenerse operando, por supuesto guardando todas las medidas de bioseguridad para la protección de los trabajadores, pero funcionando. Hay que mover la economía. No aplazar las decisiones y en cambio fortalecer la senda de la reactivación.

«El mercado de capitales está listo para apoyar la reactivación económica»

Muchas empresas medianas y grandes se quejan de la falta de crédito y el costo de los bancos. ¿Cree usted que el sistema financiero se quedó corto en el apoyo a los empresarios? No creo. Todos hemos hecho un esfuerzo en contribuir con la recuperación económica hasta donde la capacidad nos lo ha permitido. Creo que el sector bancario ha sido en gran parte el sostén de la economía.

Sin embargo, el sector financiero no se limita a los bancos y el mercado de capitales está listo para complementar al sector bancario tradicional en el financiamiento empresarial. Las empresas deben mirar hacia la bolsa. El mensaje que yo dejaría es que el Gobierno Nacional y la industria financiera estamos trabajando en conjunto en el diseño de soluciones diferentes y eficientes, para que los recursos disponibles se inviertan de la mejor manera posible en proteger y fortalecer el tejido empresarial.

Lo que no podemos perder de vista es que este virus no estaba en los planes de nadie. Ni siquiera de los países más desarrollados, los cuales han tenido que invertir cientos de miles de millones de dólares. Nosotros lo hemos hecho en la medida de nuestras capacidades, las cuales sabemos son limitadas. Creo que muchas empresas han encontrado alivios temporales y créditos nuevos, sin embargo todo tiene límites. El Gobierno y la industria financiera se la jugaron a fondo, con toda la liquidez disponible.

¿El mercado de capitales es capaz de encontrar los recursos que necesitan las empresas para reactivarse? El mercado de capitales está listo para apoyar la reactivación económica y para servir como una fuente eficiente de fondeo empresarial en esta coyuntura. Desde la industria financiera, el riesgo debe diversificarse en todo el sector y no solo en los bancos.

Desde el lado de las empresas, los recursos que se requieren para normalizar sus operaciones y fortalecerse patrimonialmente, no son solo de deuda sino también de capital.

Dada la magnitud del esfuerzo que se requiere para invertir y capitalizar masivamente a las empresas colombianas y que esa responsabilidad no puede depender exclusivamente del sector bancario, consideramos que el mercado de capitales entra a jugar un papel importante en la solución.

¿Qué opciones pueden encontrar los empresarios en el mercado de valores? Teniendo en cuenta que las empresas no solo van a necesitar deuda sino también capital para sobrellevar la coyuntura, en el mercado de capitales los inversionistas de capital tienen apetito por acompañar a las empresas que cuenten con una historia de capital (equity story) atractiva y con planes de innovar hacia el futuro. Para esto, el mercado de capitales cuenta con instrumentos como lo son las emisiones de acciones, sean ordinarias o preferenciales sin derecho a voto y los bonos convertibles en acciones, BOCEAS.

¿Cómo funcionará el respaldo del Fondo Nacional de Garantías para empresas que busquen financiación por el mercado de valores? Yo creo que es una pieza clave para habilitar la llegada de empresas medianas al mercado de capitales en busca de financiación. Este mecanismo habilitó que el Fondo Nacional de Garantías, FNG, con recursos del

Gobierno Nacional, entre a respaldar obligaciones adquiridas por los empresarios a través de emisiones de bonos. Esto facilitará que los inversionistas del mercado de capitales puedan acompañar con recursos a las empresas y disminuyan su riesgo y exposición ante potenciales incumplimientos de parte de las empresas.

Este es un instrumento eficiente para canalizar los recursos públicos hacia la reactivación económica ya que permite que cada peso que se destine a garantizar una obligación se multiplique en un número “x” de veces en inversión. Adicionalmente en la medida en que no se generen incumplimientos, esos recursos pueden ser utilizados para garantizar otras obligaciones y habilitar nuevas inversiones.

Lo que hace falta es terminar de definir las condiciones en las cuales el FNG entrará a respaldar las emisiones y quienes serán los destinatarios de estas garantías. Una vez eso esté definido debemos trabajar en un proceso de socialización con los inversionistas del mercado de capitales para habilitar la llegada de la primera emisión con estas características.

Otra novedad que tenemos es que se habilitó la llegada de sociedades S.A.S. al mercado de capitales a través de bonos que adicionalmente pueden estar garantizadas por el FNG. Esperamos que esto ayude a que más compañías se animen en buscar financiación con el mercado de capitales.

Esta parece una muy buena solución para las medianas y grandes, pero ¿qué hacer con el segmento de las Pymes? Para este segmento lanzamos en diciembre pasado www.a2censo.com, una plataforma cien por ciento digital que ha sido supremamente exitosa en la financiación de compañías pequeñas y medianas. Hemos logrado financiar a nueve compañías con cerca de $2.000 millones de pesos en menos de seis meses. Tenemos además un número importante de campañas programadas para los próximos meses. Pero quizás lo más importante es que hemos llegado a cerca de más de 850 inversionistas, muchos de ellos personas naturales que le apuestan al futuro de las empresas y que en promedio buscan un retorno de entre el 10 % y 12 % por su inversión. En esta coyuntura este es un producto que espero sea de mucha utilidad para las empresas medianas y pequeñas que están buscando financiaciones de capital de trabajo entre $100 millones y $8.000 millones. La idea es que siga creciendo y sin duda es una herramienta que será muy útil con el paso de los meses.

¿Cuánto tiempo cree que podría tomarse la recuperación de la economía colombiana? Yo creo que sin duda tenemos que enviar un mensaje de optimismo y de confianza, las crisis van y vienen, pero lo que tenemos claro es que esta crisis como todas se va a acabar, y el país y las empresas tienen que seguir adelante. De tal manera que entre más nos enfoquemos en ese proceso de recuperación y en reiniciar las actividades con todos los protocolos de seguridad podremos contribuir con ese proceso de reactivación económica.

¿Cómo hacer para que Colombia no dependa tanto del petróleo y la tasa de cambio que termina empobreciendo a la gran mayoría? Colombia no puede seguir dependiendo del petróleo como fuente principal de ingreso externo. Esa enorme dependencia nos ha pasado una enorme cuenta de cobro en los últimos 10 años. Hay que romper de una vez por todas con ese círculo, fomentando nuevas fuentes de ingreso. Y las tenemos pero hemos sido tímidos en decidirnos a qué se debe dedicar el país en los próximos 50 años.

Hay un enorme potencial en los temas de tecnología y este periodo nos ha demostrado que es así. Y como en este sector, hay múltiples que necesitan impulso e infraestructura para dar un salto cuantitativo. Creo que pasado este episodio estaremos en mora de llegar a acuerdos como país, más allá de ideologías y las lecturas, para superar temas que hemos pospuesto a lo largo del tiempo, como la agricultura a gran escala, la industrialización agrícola, el turismo y el potencial de energías limpias, fijando claros objetivos y acuerdos conformes con un desarrollo social, ambiental y de administración sostenible a lo largo del tiempo.

¿Por qué los precios de las acciones se han visto tan golpeados? ¿Qué hacer en este momento? Sin duda los precios de hoy de muchas compañías están muy bajos y ahí hay oportunidades de entrada en un horizonte de mediano y de largo plazo. Los fundamentales de las empresas y sus proyectos dejan ver que lo que hay es una oportunidad de inversión. Asesorarse bien y fijar un horizonte de tiempo acorde con sus necesidades es la clave. Por supuesto estar muy atento a las noticias y mantenerse documentado.

Lo que no se debe perder de vista es que mientras el entorno social persista sin poder despejar las principales variables de esta pandemia y las condiciones para trabajar no sean las adecuadas, habrá volatilidad, es decir precios un día al alza y otro día a la baja. Pero oportunidades hay y son reales.

DESTACADO

Tenemos que pensar seriamente en mantener vivo nuestro tejido empresarial ya que las empresas son el pilar de la recuperación económica.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Recibe nuestro newsletter

Regístrate, y recibe las últimas noticias.

Te has registrado correctamente