Foto por: Ricardo Otero 

Por: Hassan Nassar

Director Revista Alternativa

También, es imposible no recordar que Restrepo fue el hombre que durante el gobierno Duque asumió la difícil tarea de la reactivación económica durante y pospandemia; primero, desde la cartera de Comercio y luego desde el difícil, complejo y poco agradecido, Ministerio de Hacienda. En ambos brilló. Hoy habla con Alternativa de las perspectivas económicas de los próximos 365 días de Colombia y el mundo.

Alternativa: ¿Cómo analiza lo que viene para el mundo y Colombia desde el punto de vista económico?

José Manuel Restrepo: a mí y al gobierno donde estuve nos tocó enfrentar un momento muy difícil, un momento en donde estábamos en medio de las expresiones sociales algunas de las cuales incluso a través de paros afectando la dinámica productiva del país y en un momento donde se citaba una reforma tributaria, sacamos una ley de inversión social y eso permitió que Colombia creciese a tasas récord. El año 2022 Colombia cerró con la tasa de crecimiento más alta de la totalidad de los países de la OCDE y eso en buena medida por el primer semestre. Pero también soy consciente de que el 2023 es un año retador, creo que al ministro Ocampo le va tocar de verdad un desafío gigantesco, primero por razones internas pero también por razones externas inevitables, es increíble pero la invasión absurda de Rusia a Ucrania está generando una presión de precios y de costos en la energía sobre los fertilizantes y una presión muy significativa de inflación.

En segundo lugar, estamos abocados en una desaceleración de crecimiento, no lo digo yo lo dice la OCDE, el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional. El mundo va a ver una reducción en el crecimiento y eso nos afecta como país, por los socios comerciales. Y en tercer lugar, vamos a estar en un escenario muy difícil porque la política monetaria, los bancos centrales van a tener que subir las tasas de interés para contener la inflación pero simultáneamente van a estar enfrentando una desaceleración del crecimiento, luego van a ser objeto de la picota pública mundial porque toman esa decisión si están afectando la economía, entonces no quiero estar en los pantalones, ni en los calzones del ministro Ocampo en este momento tan difícil de la economía.

 Cuando se ha especulado mucho sobre el tiempo que va a durar el ministro Ocampo en la cartera y si regresa a dar clases a Columbia y por supuesto, ese es un tema del resorte de él y decisiones por supuesto que serán también de carácter de Gobierno y de carácter personal, ¿pero usted sí cree en esa narrativa sobre la cual simplemente iba a estar por un año y eso era única y exclusivamente para sacar adelante la Reforma Tributaria que fue aprobada en el 2022?

Yo soy un profundo admirador de lo que es José Antonio Ocampo, es un gran economista, un economista destacado, con trayectoria nacional e internacional a quien le tocó enfrentar este momento de la historia económica de nuestro país, sacó adelante una Reforma Tributaria, independientemente de la discusión que uno pueda tener sobre algunos de los puntos, creo que es exitoso ese resultado. De verdad creemos y queremos todos los colombianos que continúe, porque él ha sido una voz calmada, una voz equilibrada.

“Vamos a estar en un escenario muy difícil porque la política monetaria, los bancos centrales van a tener que subir las tasas de interés para contener la inflación”

Algunos dicen que es ‘el pararrayos’ y le da tranquilidad a todos los mercados internacionales

 Es una manera de verlo, la otra es que es una voz sensata, equilibrada y que de verdad calma las aguas a lo largo del gobierno entrante y en ese sentido es muy positivo, ¿qué espero yo?, que por lo menos pueda tener bajo su responsabilidad reformas claves que vienen a continuación, la reforma tributaria territorial, la reforma pensional, la reforma laboral, ya tuvo la Reforma Tributaria y sobre todo el Plan Nacional de Desarrollo que puede incluir micos que pueden parecer orangutanes.

¿Cómo ve usted el panorama que está muy de la mano ligado con la política energética y sobre todo con las decisiones que tome el Gobierno Nacional, sabiendo y teniendo en cuenta que prácticamente el 60 % del ingreso que recibe la nación está ligado al tema de hidrocarburos?

Después de haber vivido la experiencia de ser ministro de Hacienda, yo creo que un ministro de Hacienda al final se convierte como casi que en un ‘super ministro’ de Hacienda, de Comercio Exterior, por ejemplo tiene que ser muy consciente de no caer en el proteccionismo excesivo, simultáneamente es ministro de Salud porque tiene que lograr un financiamiento adecuado para ese tema que es tan complejo, tan costoso, tan difícil de administrar y tiene que ser un ministro de energéticos, es decir tiene que ser un ministro que garantice que esos recursos en el sector de hidrocarburos, en el sector de minas le lleguen al país, porque no es de poca monta decir que esos recursos representan el 30 % de la inversión extranjera directa del país, 40 % de las exportaciones de nuestro país, 20 % de los ingresos fiscales y más de 30 billones de pesos para poder gastar en inversión en los entes territoriales de nuestro país. Entonces a un ministro de Hacienda en este momento y particularmente en el caso de Ocampo le va a tocar hacer de ministro de Minas y Energía y ojalá que lo haga y que construya una transición energética ordenada, porque de lo contrario, el país es el que va a sufrir y las finanzas públicas son las que van a sufrir más.

“Ocampo le va a tocar hacer de ministro de Minas y Energía y ojalá que lo haga y que construya una transición energética ordenada, porque de lo contrario, el país es el que va a sufrir y las finanzas públicas son las que van a sufrir más”

¿Cómo ve el panorama económico 2023 en EE. UU.?

 Yo creo que se está jugando un momento histórico muy importante, estas elecciones van a estar cargadas en un escenario donde los Estados Unidos van a enfrentar primero una recesión técnica inminente, es decir, sí o sí hacia el primer trimestre del 2023, EE. UU. va a enfrentar dos periodos trimestrales con caída del crecimiento, de pronto no en el estricto sentido de la recesión con caída en el empleo, porque al empleo le está yendo bien, luego va haber un menor crecimiento, va haber por el otro lado, una política monetaria creciendo las tasas de interés pero simultáneamente una inflación persistente, es decir en el 2023 y aún en el 2024, yo estimo que Estados Unidos va estar con inflaciones entre el 2 y el 4%, que son muy altas para ese país y simultáneamente va estar enfrentando un momento raro en donde el mercado laboral, está en medio de una escasez.

En ese orden de ideas y tal vez como lo decía Bill Clinton en su momento: ¡es la economía estúpido!, Lo que va a ser central en este momento, en este escenario nuevo va a ser la economía. Yo creo que el candidato que le hable a los americanos con mayor claridad sobre cuál es la perspectiva económica, no del 23, no del 24 sino de allí en adelante va a ser el candidato ganador independientemente de quien sea.

La guerra en Ucrania, ese panorama por supuesto ha tenido un efecto impresionante en la economía global, ¿usted qué siente que está en juego si eso no se logra resolver en el primer trimestre o por lo menos en el 2023, qué efectos va a tener eso sobre la economía mundial?

Va a estar en juego la Unión Europea o toda la zona euro porque a quien más ha afectado el fenómeno de Rusia-Ucrania, insisto esa invasión absurda, es a la comunidad de la Unión Europea y en general a toda la zona euro. Por ejemplo lo que está viviendo el Reino Unido, es impresionante, un país que venía de una cifras extraordinarias y ha tenido muchos trimestres en negativo y va seguir teniéndolos de aquí en adelante, pero lo mismo está sucediendo en general en la zona euro, hay una grave crisis energética que afortunadamente la ha logrado moderar, yo creo que para este invierno van a salir avante con algo de acumulaciones en materia energética pero eso no perdura en el tiempo, es decir si la guerra entre Rusia y Ucrania sigue, esos países desafortunadamente, y es lo que no le puede pasar a Colombia, terminaron dependiendo de la energía proveniente de Rusia y de Ucrania, y es absurdo, teniendo ellos capacidad energética que simplemente por descuidar o tomar la decisión de depender de otro lado, pues están en un momento de riesgo, eso está elevando el costo de vida y yo creo que no lo va a lograr solamente para el primer trimestre eso va seguir de aquí en adelante.

“Chile y Colombia, las únicas dos naciones que no han logrado controlar el aumento de precios, esto sigue desbordado. En otros países ya se empezaron a controlar”

¿Cómo ve el panorama económico de Latinoamérica 2023?

América Latina viene de crecer en el 2021 en promedio al 6.9 %, en el 2022 creció al 3.5 % y en el 2023 va a crecer al 1.7 %, viene en una rápida desaceleración. Yo siento que América Latina en este nuevo escenario ideológico-político, va estar enfrentando un momento retador, un momento en el que por un lado, sigue teniendo los mismos problemas estructurales de antes de la pandemia, durante la pandemia y después de la pandemia, eso que significa, alto desempleo, altos niveles de informalidad, piense usted en Perú por ejemplo, altísimos niveles de informalidad, muy baja competitividad a nivel global por temas de mercado o por temas de grado de apertura, por temas de infraestructura, por temas de innovación, por temas laborales, una serie de dificultades en materia institucional, temas de corrupción por varios lados, inequidad y una profunda inflexibilidad en los presupuestos de la nación.

Por otro lado, inflaciones persistentes y altas. Chile y Colombia, las únicas dos naciones que no han logrado controlar el aumento de precios, esto sigue desbordado. En otros países ya se empezaron a controlar. Por último, como si esto no fuera suficiente, la urgencia de atender necesidades sociales, es decir la urgencia de atender todas esas personas que viviendo en la informalidad, que recibiendo menos ingresos necesitan sobrevivir, alimentarse, necesitan medicinas y si a eso en algunos países le agregan incertidumbres, Perú incierto, Chile incierto, Colombia también, Argentina incierto, lo de Brasil todavía no sabemos cómo arranca porque todavía estamos como en el preludio de lo que va a ser.

“Ocampo le va a tocar hacer de ministro de Minas y Energía y ojalá que lo haga y que construya una transición energética ordenada, porque de lo contrario, el país es el que va a sufrir y las finanzas públicas son las que van a sufrir más”

Compartir

Relacionados

Justo & Bueno, una larga historia con todo menos con plata
¿Qué pasó con la vacunación covid en Colombia?