Archivo - Ursula Von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, y Charles Michel, presidente del Consejo Europeo
Archivo – Ursula Von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, y Charles Michel, presidente del Consejo Europeo – Alexandros Michailidis/European / DPA – Archivo

EUROPA PRESS

La Unión Europea acordó este jueves aplicar sanciones individuales contra los responsables del reconocimiento ruso de la independencia de las provincias rebeldes de Donetsk y Lugansk.

En la reunión a nivel de embajadores ante la UE, los Veintisiete han cerrado filas ante al pulso del presidente ruso, Vladimir Putin, mostrando un frente «unido» para aprobar sanciones por el reconocimiento de las autoproclamadas repúblicas del este de Ucrania.

«Determinación de aplicar sanciones específicas contra las personas involucradas, en estrecha coordinación con nuestros socios y aliados», indicó la presidencia francesa del Consejo en un mensaje tras la reunión extraordinaria.

Fuentes diplomáticas europeas señalan que sobre la mesa está sancionar a cientos de dirigentes rusos, incluyendo a los representantes de la Duma que votaron el reconocimiento, a los altos funcionarios que propusieron la medida y a los mandos militares responsables del envío de tropas rusas al Donbás.

En total serían casi 400 personas y entidades implicadas en una maniobra que para la UE es una violación flagrante de la integridad territorial de Ucrania y pone en entredicho los acuerdos de Minsk.

Por su lado, la Comisión Europea se centra en replicar las sanciones que ya rigen contra la anexión ilegal de Crimea a las provincias rebeldes, lo que supondría medidas contra bancos que operen en la zona y restricciones a las importaciones y exportaciones rusas.

La respuesta europea al desafío de Moscú se puede concretar en cuestión de horas, después de que los embajadores hayan fijado un calendario de reuniones que incluye un nuevo encuentro al final de día en Bruselas.

Estos esfuerzos suceden en paralelo con la convocatoria urgente de los ministros de Exteriores del bloque en París donde decidirán la propuesta de sanciones que ponga sobre la mesa el Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell.

Según adelantó el jefe de la diplomacia comunitaria, la reunión servirá para decidir la respuesta inmediata de la UE y «dar forma a las sanciones». Todo dependerá de si las medidas planteadas por Borrell para sancionar a centenares de dirigentes rusos reciben el visto bueno de todos los países de la UE, una unanimidad que el jefe de la diplomacia se ha mostrado seguro de poder recabar.

No obstante, en la primera reunión de embajadores europeos, Hungría no habría expresado un apoyo explícito a la reacción inmediata de la UE, según señalaron las fuentes consultadas, que temen un posible bloqueo por parte de Budapest, considerado el Estado miembro más cercano a Moscú.

Compartir

Relacionados

Corte aprobó despenalización del aborto en Colombia
CODA: El honesto lenguaje del alma