PSICOLOGÍA DEL MALESTAR, LA VIDA DE LOS JÓVENES EN CUARENTENA
Por MIGUEL DE ZUBIRÍA

Psicólogo – Director científico Fundación Internacional de Psicología Afectiva

¿Cómo están psicológicamente los jóvenes?

Aproximadamente, uno de tres bien, uno de tres mal, luchando contra las adversidades, y uno de tres en plena crisis. Nos preocupa mucho el grupo dos y más aún el tres.

En días pasados atendí a un muchacho del grupo tres, de catorce años, con un franco intento de suicidio, quien estuvo a segundos de cumplir su cometido.

Me comentó: “Doctor, se imagina pasar dos meses viviendo con mis padres en continua pelea, que te regañan diez veces, y resaltan los problemas que les causo, sin un hermano para compartir. En verdad, intenté quitarme la vida como un acto de amor hacia ellos: deseé liberarlos de la carga que les represento”. Quedé sin palabras. Luego comprobé que los seis factores del bienestar están decaídos en este joven; los mecanismos que todos deberíamos monitorear con frecuencia.

Para comprender el malestar debemos entender el bienestar psicológico

Que no es uno, sino seis. Gracias a los cuales quienes hoy están bien psicológicamente saldrán mejores de este agobiante encierro, son los que presentan seis características mentales interesantes.

Poseen metas, anhelos, deseos, proyectos personales: quereres. Disfrutan de una valoración objetiva positiva de sí mismos. Cuentan con vínculos humanos íntimos de buena calidad: amigos, amigas, grupos, novia… No están solos. Cada día experimentan varias emociones positivas: alegría, optimismo, logros.

Sus tensiones, conflictos y estrés son llevaderos, no los derrotan. Tal vez lo definitivo, se levantan cada día con ganas de vivir, de aprender, de tener experiencias, de realizarse. Estos mecanismos los mantienen psicológicamente a salvo.

PSICOLOGÍA DEL MALESTAR, LA VIDA DE LOS JÓVENES EN CUARENTENA

Psicología del malestar

Lo malo es que cualquiera o varios de estos seis mecanismos pueden fallar. Y fallan en muchas personas. Más en los niños y jóvenes del grupo dos y tres, en estos momentos de encierro y dificultades de todo tipo, sometidos a estrés extremo y prolongado.

Quienes entraron al encierro con problemas de apatía, desmotivación, falta de metas y proyectos se ven seriamente perjudicados sin sus compañeros, ni colegio, ni libertades. Demasiados se hundirán en la franca apatía o desgano existencial extremo. La poca felicidad motivacional de la cual disfrutaban desapareció. Sus padres consultan a diario a los psicólogos y orientadores escolares desbordados por estos casos psicológicos y otros peores.

El ingreso a cuarentena con un yo debilitado, con pobre autovaloración los dejará peor, sin ocasiones para demostrar que son valiosos, ahora además maniatados, encerrados entre cuatro paredes.

Peor es el caso de los niños y jóvenes con escasos compañeros o amigos. Si en el ambiente abierto del colegio, lleno de interacciones cara a cara no se lograban conectar, menos lo lograrán ahora en los delicados y fríos ambientes virtuales. Mayor soledad, en suma.

Quienes venían con pocas emociones positivas diarias o peor con varias emociones negativas, como la tristeza, la aburrición, el tedio, la angustia… casi seguro los devastarán las nuevas condiciones psicológicas.

A las personalidades frágiles, poco resilientes, las maltratan las actuales circunstancias de tensiones, conflictos, estrés perdurables e inescapables.

Y por último, lo peor, a quienes ni sus padres, ni su colegio les enseñaron motivos y razones para alegrarse de vivir los sorprenderá un pesimismo creciente, hasta el punto de aparecer pensamientos de terminar la existencia. Muchos lo intentan y no pocos lo realizan.

La recomendación para los padres de familia es clara:

¡Monitorea tus felicidades! Si alguna de ellas está de capa caída y por semanas, valora virtualmente tus niveles de ansiedad, depresión y sobre todo de ideación suicida. Toma las medidas. Igual con quienes viven contigo: ¡Ayúdate para ayudar! Un recurso sencillo es calificar con frecuencia seis preguntas vitales en estos momentos:

  • ¿Tienes metas personales, quereres, para hoy y las siguientes semanas?
  • ¿En la actualidad te consideras una persona valiosa, especial, inteligente, un buen ser humano?
  • ¿Cuentas con varias relaciones excelentes; en especial, una buena pareja?
  • ¿En el día a día predominan las emociones positivas (alegría, entusiasmo…) sobre las negativas?
  • ¿Te sientes y te sabes capaz de superar las actuales adversidades?
  • ¿Tienes muchas razones para vivir?

En esencia ¿eres del grupo psicológico 1, 2 o 3?

Recibe nuestro newsletter

Regístrate, y recibe las últimas noticias.

Te has registrado correctamente