Foto: Ricardo Otero.

Los colombianos acudirán a las urnas el próximo domingo para cumplir la primera vuelta de la elección presidencial, en un ambiente crispado y polarizado como nunca lo había vivido el país.

Es la primera elección pos pandemia, con una economía castigada por los efectos de las múltiples cuarentenas que frenó el crecimiento económico, con un enorme gasto fiscal para hacerle frente a la crisis social originada por el virus del Covid-19; una inflación disparada como consecuencia de la pandemia y ahora la guerra de Rusia en Ucrania. 

A ello se suma un creciente descontento social que tuvo sus primeros brotes con las protestas del 2019, y que se frenaron con las cuarentenas obligatorias por cuenta del Covid-19. 

En ese escenario se ha desarrollado el calendario electoral del 2022. Primero con la elección de Congreso que dejó un mal sabor de boca por las inconsistencias presentadas por la Registraduría General de la Nación en el conteo de votos y la posterior aparición de 700 mil votos a favor de las listas del Pacto Histórico. 

Los señalamientos, sin pruebas, de un fraude electoral han  estado rondando las elecciones de primera vuelta de este 29 de mayo. Expresidentes, dirigentes empresariales, entre otros, han alzado la voz para señalar que la Registraduría y el Gobierno tienen obligación de garantizar unas elecciones transparentes donde no haya la más mínima duda sobre el resultado final. 

Así se llega al domingo, con un candidato que representa la izquierda y que ha liderado todas las encuestas, que también han estado en el ojo del huracán, por la variedad en sus resultados. Gustavo Petro, el candidato del Pacto Histórico, ha liderado esta contienda electoral y la posibilidad de que sea el próximo presidente de Colombia, ha desencadenado una serie de tesis y argumentos de la derecha que señala que el país va para el abismo y el fantasma del chavismo está más presente que nunca. 

El otro candidato que lleva a esta contienda electoral con una enorme posibilidad de ocupar la  Casa de Nariño es Federico Gutiérrez, del Equipo por Colombia, una colación que nació entre los exalcaldes de Bogotá, Medellín y Barranquilla, pero que hoy representa al candidato de la derecha en el país. 

Gutiérrez ha tenido un crecimiento vertiginoso en las encuestas políticas y junto con Petro se alejaron con gran ventaja de los demás aspirantes entre ellos Sergio Fajardo, la opción del centro que se desvaneció en sus posibilidades en la medida que la campaña se acerca hacia el final. 

En medio este ambiente, tenso, los colombianos se aprestan a votar este domingo y definir la suerte política del país una vez más entre la derecha o la izquierda, sin ninguna opción del centro. Buena parte de los analistas señalan que a ni a Gutiérrez ni a Petro, les alcanzarán los votos para ganar en primera vuelta. Y. todo se definirá el próximo 19 de junio.

Compartir

Relacionados

Se modifica la hora de Ley Seca en Colombia: será desde las 6:00 pm
¿Cuándo se conocerán los resultados de las votaciones en el exterior?