La Organización Mundial de la Salud publicó un informe basado en encuestas en 190 países.

El estudio también indica que el 22 % de la población mundial consumió tabaco. El 36 % de todos los hombres y el 7 % del total de mujeres lo hicieron.

Lo que dejó preocupado a la organización es la cantidad de menores de edad consumidores que aparecen en encuestas sobre tendencias mundiales en el tabaquismo. Si bien en gran parte del mundo está restringida la venta del tabaco para los menores, el informe dice que hay 13 millones de niñas y 25 millones de niños que son consumidores frecuentes.

Ruediger Krech, experto en salud pública de la OMS, dijo que la culpa era de la industria tabaquera, que seduce a los menores a caer en este vicio. También denunció que estas empresas han buscado sacar ventaja con la emergencia sanitaria del Covid 19.

«La industria del tabaco trata de aparentar que son parte de la solución, donan mascarillas, respiradores, cuando claramente el tabaco es causante de multitud de enfermedades respiratorias. Incluso propone desarrollar una vacuna. Su objetivo es influir en los gobiernos y esta situación debe revertirse puesto que están llevando a que la gente muera», expresó Krech.

Si bien las cifras de consumidores han disminuido con respecto al último corte de la OMS en el 2015, esperan que para el 2025, con las medidas de control de tabaco pactadas en la Convención Marco contra el Tabaco se reduzca un 30 % más.

Por su parte, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que el camino es largo, porque las empresas tabaqueras seguirán utilizando todos los trucos para defender los gigantescos beneficios que obtienen con la venta de sus productos mortales.

Además, hizo un llamado de atención a los gobiernos de todo el mundo para que “hagan un mejor uso de las numerosas y eficaces herramientas disponibles para ayudar a la gente a dejar de fumar”.

Por último, en las cifras se destaca que el Sudeste Asiático – Indonesia, Filipinas, Malasia, Singapur y otros siete países- es la región con más fumadores y el continente africano el que menos tiene.