La pandemia del Covid 19 hizo que los niños y jóvenes se alejaran de las aulas. A su vez, la falta de conectividad a internet impedía que la mayoría de ellos tuvieran acceso a sus clases.

La educación presencial, dice el Ministerio de Educación, es garantizar el derecho de la niñez y la juventud colombiana a su desarrollo integral. Hoy en día, con el comercio, la industria y otros sectores marchando casi que con normalidad, el sector educativo no puede estar atrás.

Al 30 de septiembre, según el Ministerio, se registró la asistencia de más de 7 millones de niños, niñas y jóvenes a los salones de clase, o sea el 91% de la población estudiantil. Para completar el 9 % que hacen falta, el presidente Iván Duque depositó 1,2 billones de pesos en las gobernaciones y alcaldías con más problemas de infraestructura y bioseguridad.

Los departamentos que siguen afectados son: Magdalena, Cesar, Córdoba, Sucre y Vichada. Entre las ciudades,  Santa Marta, Cartagena, Barrancabermeja y Buenaventura son las que más requieren la asistencia técnica y de gestión que el Ministerio ofrece.

Un aspecto que ha impedido el retorno total de los estudiantes a las aulas es la falta de confianza que tienen los niños, pero sobre todo los padres, en los sistemas de bioseguridad que se tienen, principalmente en la costa caribe, los Santanderes y  la Orinoquía.

Si bien siguen los parámetros de seguridad sanitaria  exigidos por el Ministerio de Salud, no se ha logrado una socialización acertada, para generar confianza entre la institución y la familia. 

Por esto, con la directiva 047 del 23 de septiembre, expedida por los Ministerios de Salud y Protección Social y de Educación, se está buscando fortalecer el plan de vacunación para la población estudiantil entre los 12 y los 24 años y complementar el de los maestros, que en un 90 % cumplieron con la inmunización entre marzo y julio.

Otro obstáculo que ha enfrentado el sector educativo en el regreso a la normalidad son las dificultades de aprendizaje desarrolladas por los niños al no poder interactuar con sus maestros de manera efectiva durante un año y seis meses.

Para atacar esto, desde el Ministerio de Educación se están promoviendo las iniciativas Evaluar para Avanzar o Todos a Aprender, con el objetivo de nivelar las competencias básicas y evaluar dichas brechas de aprendizaje que se generaron. 

El Ministerio está convocando al Foro Educativo Nacional, que se realizará los días 13 y 14 de octubre, para reflexionar entre todos los responsables del sector sobre los aprendizajes y desafíos del sistema educativo colombiano en este nuevo escenario pospandémico.