Vehículos en una calle inundada en Staten Island, Nueva York

MADRID – EUROPA PRESS


Al menos 15 personas han muerto en Nueva York y Nueva Jersey por las fuertes lluvias que han caído en las últimas horas en la zona noreste de Estados Unidos, hasta donde han llegado los efectos del ciclón ‘Ida’ que entró la semana pasada por Luisiana y que ha provocado precipitaciones sin precedentes.

Las autoridades de Nueva York han confirmado nueve víctimas mortales en la ciudad, entre ellas un niño de dos años, mientras que el alcalde de Passaic (Nueva Jersey), Hector Lora, ha notificado un fallecimiento, según informa la cadena de televisión CNN.

También en Elizabeth (Nueva Jersey) las autoridades han hallado sin vida a cuatro personas que residían en un complejo de apartamentos ubicado en la zona de Elizabeth River, según ha confirmado el alcalde de la localidad, Chris Bollwage. La otra muerte, registrada en Maryland, ha sido catalogada como causada por las inundaciones de forma preliminar.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha agradecido a los equipos de rescate que han trabajado en las inundaciones y ha detallado que la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias «está lista» para brindar asistencia federal.

«Ha caído una lluvia récord en estos estados. Nueva York registró ayer más lluvia, el primer día de septiembre, que lo que normalmente registra en todo el mes», ha subrayado.

La gobernadora del estado de Nueva York, Kathy Hochul, ha declarado el estado de emergencia ante las repentinas inundaciones derivadas de ‘Ida’. «Declaro el estado de emergencia para ayudar a los neoyorquinos afectados por la tormenta de esta noche. Manténgase alejados de las carreteras y eviten todos los viajes innecesarios», ha anunciado Hochul a primera hora del jueves en su perfil de Twitter.

Hochul también ha subrayado que «es la primera vez» que Nueva York vive una «inundación repentina de esta proporción» y ha dispuesto a estar «preparados» la próxima vez. En ese sentido, ha aludido a mejorar los sistemas de drenaje y a aumentar las inversiones en infraestructura, justificando que «no quiere» que esto vuelva a suceder.

El alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, también ha declarado la emergencia ante una noche que se preveía «histórica», con «inundaciones brutales y condiciones peligrosas en las carreteras». En Central Park, la lluvia registrada ha batido el anterior récord, que databa de 1927, y varias zonas de la ciudad han quedado sumergidas bajo el agua.