La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo que el objetivo es disminuir la diferencia de accesibilidad al inmunológico del covid-19.

Foto- University of Oxford/John Cairns

La mayoría de gobiernos de Suramérica se habían quejado por la dificultad de llevar vacunas a sus países. Incluso el presidente colombiano Iván Duque, en su intervención ante la ONU en Nueva York había tocado el tema, afirmando que era una falta de solidaridad con los países mayormente damnificados.

En el encuentro llamado ‘Transferencia de tecnología para la producción de vacunas de ARNm en las Américas’, en el cual ministros de salud del continente dialogaron acerca de la producción masiva en la región, Soumya Swaminathan, científica principal de la OMS, junto al subdirector de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Jarbas Barbosa, hizo el anuncio de que Brasil y Argentina tendrán un punto de fabricación y desarrollo de vacunas para América Latina y el Caribe.

Fueron más de 30 laboratorios farmacéuticos interesados en encabezar dicha labor. En Argentina fue elegida la empresa privada Sinerguim Biotech, mientras que en Brasil se seleccionó al Instituto de Tecnología en Inmunobiológicos Bio-Manguinhos, perteneciente al ministerio de Salud del país. 

Las vacunas que se producirán serán de ARN mensajero, las cuales, según la OMS, dan instrucciones a las células para generar una proteína que desencadena una respuesta inmunitaria frente a la infección. 

Según Swaminathan y Barbosa, luego de que estas  empresas desarrollen el inmunológico este deberá pasar a fase de aprobación por la OPS, para empezar después la aplicación.