La operación exitosa contra Dairo Antonio Úsuga, máximo cabecilla del clan del Golfo, es el golpe a la delincuencia organizada más importante en lo que va del gobierno del presidente Duque.

Fuentes del Gobierno acaban de confirmar que Dairo Antonio Úsuga David, alias Otoniel, máximo cabecilla de la organización criminal conocida como el Clan del Golfo,fue capturado en el Urabá antioqueño.

Este es el golpe más importante dado por la fuerza pública a una organización criminal durante el gobierno del presidente Iván Duque, quien definió la persecución contra alias Otoniel como uno de sus principales objetivos en materia de seguridad. Su captura es producto de la operación Osiris.

Desde el gobierno anterior, hace cinco años, se dispuso ese plan especial para atraparlo. Más de mil hombres de la fuerza pública estaban permanentemente detrás de sus pasos.

En el operación específica de este sábado participaron la Policía, el Ejército y la Fuerza Aérea. Fue desarrollada en el cerro El Jockey, de la vereda El totumo de Necoclí, en el Urabá.

Se espera que esta misma noche, el presidente Duque entregue todos los detalles de la operación exitosa, que llegó después de más de 285 intentos de captura.

Primera imagen que se conoce de Úsuga capturado. Foto: Presidencia

Úsuga David, conocido también por los alias de Mauricio y Mao, es cabeza de un organización de origen familiar ligada al narcotráfico especialmente en el Urabá  antioqueño.

Por Úsuga, exmiembro de la guerrilla del Ejército Popular de Liberación y del grupo paramilitar de las Autodefensas Unidas de Colombia, Estados Unidos ofrecía cinco millones de dólares. En Colombia se ofrecían 3.000 millones de pesos por información que llevara a su captura. Era el narcotráficante más buscado en Colombia.

Su organización es responsable de múltiples crímenes. Desde el envío de miles de toneladas de cocaína a Estados Unidos y Europa y explotación minera ilegal hasta desplazamiento de poblaciones, secuestros, masacres y asesinatos de miembros de la fuerza pública y de líderes sociales.

Úsuga intento que le dieran estatus político para lograr beneficios legales.

Alias Otoniel, que acaba de cumplir 50 años de edad, tendrá que responder ante la justicia en más de 120 procesos penales. Contra él había una circular roja de Interpol vigente por homicidio múltiple agravado, secuestro múltiple agravado, secuestro y concierto para delinquir.