La alcaldesa de Bogotá aseguró que es necesario porque en esta zona, calle 80 con autopista norte, se llevarán a cabo obras para la primera línea de metro de la ciudad.

Foto: Colprensa

El monumento a Los Héroes, que fue construido entre 1953 y 1963, fue un homenaje a los soldados de los diferentes ejércitos que participaron en la Independencia de los países bolivarianos. 

En principio se pensó en reubicarlo. Sin embargo, al no haber sido declarado patrimonio del país o la ciudad, no se le dio relevancia. La que sí será conservada es la estatua del Bolívar Ecuestre, que se encontraba en la parte delantera del monumento. Será enviada al Jardín de las Hortensias en el Parque de la Independencia, centro de la ciudad. 

La decisión de demoler Los Héroes no fue del todo sencilla. Este lugar fue un punto clave en el periodo del paro nacional de principio de año, lo que hizo que los manifestantes graffitearan, pintaran y rayaran la estructura con sus mensajes de inconformismo.

Ante esto la alcaldesa, con apoyo del Instituto Distrital de Patrimonio Cultural (IDPC), había expresado la posibilidad de conservar dichas manifestaciones, consideradas artísticas, para dejar registro de dichas movilizaciones sociales. La idea no fue bien vista por el uribismo, puesto que varios de esos mensajes eran en contra del expresidente Álvaro Uribe. 

Con esta controversia de por medio, el laboratorio de Innovación para la Gestión Pública de la Veeduría Distrital y el IDPC se pusieron en la tarea de hacer dos encuestas para medir el agrado, identificación y sentido de pertenencia de los bogotanos con Los Héroes. 

Los resultados dejaron en evidencia que el 40 % de los capitalinos consideran que las estatuas y monumentos de la ciudad son importantes. Otro 49 % manifestan indiferencia y disgusto frente a estos, y el 9,5 % de ellos expresaron que les son irrelevantes.

Con estos resultados, la Veeduría Distrital concluyó que los bogotanos sienten indiferencia, disgusto e incomprensión con respecto a estos homenajes, y que es necesario replantear la forma de conmemorar y recordar a personas representativas de la historia reciente del país.