El Presidente la catalogó como el golpe más fuerte al narcotráfico en este siglo en Colombia y la acción más importante en todo el mundo contra este flagelo en 2021.

El Presidente con los ministros de Defensa y Justicia, el Secretario general de la Presidencia y el Fiscal General.

Desde el Fuerte de Tolemaida, el presidente Iván Duque le dio al país el parte de victoria con la captura Dairo Antonio Úsuga, jefe máximo de la mayor organización narcotraficante del país.

«Quiero informarles que se ha adelantado una operación conjunta, articulada y meticulosa, con el nombre de operación Osiris, y en esta operación ha sido capturado Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel. Este es el golpe más duro que se le ha propiciado al narcotráfico en este siglo en nuestro país, y este golpe es solamente comparable con la caída de Pablo Escobar en los años 90», dijo.

A renglón seguido, destacó el prontuario del criminal: «asesino de policías, de soldados, de líderes sociales; además, reclutador de menores; se le conoce también por esa demencia que lo llevó a abusar de manera recurrente de niños, niñas y adolescentes. No solamente estaba en el cartel de los más buscados por narcotráfico y reclutamiento, sino también por abuso de menores».

Duque destacó el trabajo conjunto de militares, policías y funcionarios de la Fiscalía. «(Nuestras fuerzas) muestran que, unidas, son más fuertes», dijo y tambien resaltó el aporte de agencias de los Estados Unidos y del Reino Unido.

«Este es un triunfo de la legalidad, y es la demostración de que quien la hace la paga. Le prometimos a Colombia que capturaríamos a este bandido, y lo cumplimos», afirmó el primer mandatario.

«Quiero expresar no solamente mi solidaridad a las familias que tantos miembros de la Fuerza Pública que en casi una década entregaron sus vidas buscando a este bandido -agregó-. Quiero rendirles a ellos un homenaje y rendirles un homenaje también a todos los héroes de Colombia. Soldados y policías integrantes del Ejército, de la Armada, de la Fuerza Aérea, de la Policía Nacional, que entregaron todo para lograr este gran objetivo para Colombia».

El Presidente recordó al intendente Edwin Guillermo Blanco, quien falleció en esta operación.  «Lo recordaremos siempre como un héroe que llevó también con su trabajo a este gran golpe en favor del pueblo colombiano», expresó.

«Con este golpe a alias Otoniel, en la operación Osiris, se marca el final del Clan del Golfo», dijo Duque y le envió un mensaje a los cómpinches de Úsuga: o se someten a la justicia de inmediato o les caerá de la misma manera todo el peso de la ley.

» Me siento orgulloso de ser el Comandante Supremo de estas fuerzas, de trabajar todos los días por Colombia, y lo seguiremos haciendo con entrega profunda», afirmó. Duque dio detalles de la operación: fue la más importante inserción en selva que se haya visto en la historia militar colombiana y la movilización de capacidad helicoportada más grande contra un delincuente.

Úsuga tiene pedido en extradición desde Estados Unidos, pero el Presidente dijo que buscarán que eso no sea obstáculo para que también se castiguen sus crímenes en Colombia.