Este miércoles el Consejo de la Conmebol, al mando de Alejandro Domínguez, eligió al país como anfitrión del próximo torneo continental, que se disputará del 8 al 30 de julio.

Imagen: Federación Colombiana de Fútbol

Colombia se estrenará como organizador de este campeonato, algo que implica compromiso con el desarrollo y crecimiento del fútbol femenino en el país, tal como lo manifestó la Federación Colombiana de Fútbol (FCF).

Ramón Jesurún, presidente de la FCF, dijo que para el Comité Ejecutivo es “un inmenso orgullo” recibir el voto de confianza de la Conmebol, y agregó: “Realizaremos todo nuestro esfuerzo de la mano del Gobierno Nacional para organizar este campeonato con los más alto estándares internacionales y a demostrar que Colombia tiene la capacidad de albergar torneos de talla mundial”.  

Ciudades como Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Manizales, Bucaramanga y Armenia son candidatas a ser las sedes de los partidos. Sin embargo, estas deben postularse de manera formal, e incluso puede haber otra ciudad que haga su propuesta, y esperar la asignación definitiva. 

Será la novena edición de la Copa América Femenina, luego de las disputadas en 1991, 1995, 1998, 2003, 2006, 2010, 2014 y 2018. Brasil es la selección que más veces la ha ganado (7) , la restante la ganó Argentina. 

La Selección Colombia Femenina buscará, siendo local, con la ayuda y apoyo de su gente, levantar el primer trofeo, luego de perder las finales de 2010 y 2014, ambas frente a Brasil. 

Esta edición otorgará los cupos de Conmebol a la Copa Mundial de la FIFA Australia – Nueva Zelanda 2023. Las tres primeras selecciones clasificarán de manera directa, mientras que la cuarta y la quinta tendrán que disputar un repechaje de diez participantes con selecciones de Asia, África, Oceanía y Europa. De allí saldrán otros tres cupos al mundial.