La Cámara de Representantes aprobó este jueves en último debate la reducción de la jornada laboral de 48 a 42 horas semanales.  Con 117 votos a favor y 8 en contra. 

Una vez el proyecto aprobado sea sancionado por el presidente Iván Duque, la reducción de la jornada laboral se hará paulatinamente empezando en 2023 con 47 horas laborales a la semana, hasta llegar a las 42 horas en 2025.

La Asociación Nacional de Empresarios (Andi) rechazó la reducción de la jornada, argumentando que bajar el límite de horas por empleado no reduce, per se, el tiempo que se toman los procesos productivos en una empresa. Y también dijo que esto solo alienta la automatización de procesos, lo cual redundaría en la eliminación de puestos de trabajo.

La Federación Nacional de Comerciantes, también se opone al proyecto. Jaime Cabal, presidente de Fenalco, pidió revisar la propuesta y darle una espera a su aprobación hasta que se produzca la recuperación económica del sector privado, muy afectado por la pandemia.

El proyecto obliga a que no se reduzcan los salarios por el recorte de la jornada laboral en Colombia y que se mantengan los derechos adquiridos por los trabajadores.

Los empresarios dicen que en cambio de reducir las jornadas laborales, debe estimularse la creación de nuevos puestos de trabajo dada la situación actual del país y que medidas como la iniciativa aprobada no contribuyen a ello.

El proyecto, que tiene el respaldo del partido Centro Democrático, busca -según este- estimular la creación de puestos de trabajo y mejorar el ingreso de los trabajadores con el pago de más horas extras.