En un estudio realizado por la revista científica The Lancet, se evidenció que las mujeres y los jóvenes fueron los más afectados.

La investigación, hecha por la Universidad de Queensland en Australia, tuvo como campos de actividad  204 países de Norteamérica, Europa y Asia, y dejó datos como que en 2020 aumentaron 28 % los casos de gravedad de depresión y 26 % los trastornos de ansiedad.

En total, el aumento con respecto al año anterior fue de 53 millones de casos de depresión y 76 millones de casos de ansiedad.

Los países que más sufrieron estas enfermedades fueron aquellos que -por infraestructura, economía o política- tuvieron más dificultades para reducir el contagio del virus y tuvieron que aplicar restricciones mayores. 

La investigación de la universidad australiana destaca, además, que las mujeres se vieron más afectadas que los hombres y la población joven, más que las personas de mayor edad. 

Los jóvenes fueron identificados entre los 20 y 24 años, y a medida que la edad se incrementa, los casos van disminuyendo. Una de las principales causas de las crisis en ellos fue el desempleo.

La coautora del estudio Alize Ferrari resaltó que la pandemia ha ampliado las desigualdades sociales y que las mujeres, por diversas razones, han sido las más afectadas social y económicamente.

Ferrari también comentó que los niños se han visto especialmente afectados por el cierre de colegios y la poca interacción social con sus compañeros.