Las cifras muestran que 591 millones de personas hablan el idioma, seis millones más respecto al 2020.

Luis García Montero en «El español por el mundo 2021». Foto: EFE

En el evento anual ‘El español en el mundo’, que tiene como propósito analizar la situación de la lengua y fue realizado en Madrid, se habló de la evolución que ha tenido el español en las últimas tres décadas, desde que se fundó el Instituto Cervantes.

El Instituto se organizó en 1991, como homenaje al escritor Miguel de Cervantes, con los objetivos de promocionar y enseñar la lengua española, y difundir la cultura tanto de España como de Hispanoamérica.

De los 591 millones de personas que hablan el idioma, 493 millones son hispanohablantes nativos. Desde la creación del instituto, el número de personas que dominan el español ha aumentado 70 % en todo el mundo. 

El director del Cervantes, Luis García Montero resaltó que es “un idioma que goza de buena salud y que merece consideración e importancia”, luego de que mostrara que se mantuvo como la segunda lengua nativa del mundo, solo por detrás del mandarín, y la tercera más utilizada después del inglés y el mismo mandarín.

Por otra parte, García Montero destacó que el español es el segundo idioma que más se usa en redes sociales después del inglés. “Es la segunda lengua más utilizada en plataformas como YouTube o Netflix, Facebook o Instagram, por detrás del inglés, pero con gran diferencia respecto a otras lenguas como el portugués o el francés”, resaltó el director. 

También destacó la inclusión que ha tenido el español en Estados Unidos, en donde ha dejado de ser vista como una lengua de pobres y secundaria. “Incluso se llegó a borrar el español de la página web de la Casa Blanca”, dijo.

Señaló, además, que, según estudios, cerca del 30 % de la población estadounidense en 40 años será de origen hispano. 

Por último, García Montero proyectó que en 2068 se llegará al pico más alto de la comunidad hispanohablante, con cerca de 730 millones de personas, y que a partir de allí empezará a disminuir porque la natalidad de los países hispanohablantes decrecerá.