El viceministro Luis Moscoso confirmó que, dadas las medidas implementadas, se logró que no se diera en octubre pero sí llegaría el próximo mes.

Foto: Conecta

De acuerdo al último análisis beta realizado por el Instituto Nacional de Salud (INS), que es la forma como se mide cuánto ha aumentado el contagio, se evidenció que subió a 0.45. 

Por esto, el viceministro Moscoso aseguró que en noviembre puede haber un cuarto pico, por lo cual habrá un esfuerzo adicional en vacunación y se pedirá tener más conciencia con la aplicación individual de las medidas básicas de prevención.

El incremento de los casos se daría por la cepa delta, que ya viene siendo recurrente en departamentos como Antioquia, Norte de Santander y Atlántico. Esta, según informó el viceministro Moscoso, inevitablemente se empezará a expandir por las demás regiones del país. 

“Tenemos por ejemplo el departamento de Antioquia con 1.47 de tasa de ocupación (UCI) por 100.000 habitantes, Valle del Cauca con 1.60, Atlántico con 2.02 y tenemos Norte de Santander con 3.65. Estos departamentos tienen una presencia alta de delta”, explicó. 

Sin embargo, reconoció que en estos lugares se está avanzando de forma positiva el proceso de vacunación. Dijo que Medellín, por ejemplo, está cerca de tener el 70 % de su población vacunada, al igual que Barranquilla.

Moscoso invitó a las personas a que se vacunen, bien sea para recibir su primera dosis, completar el esquema o recibir la tercera. Además, pidió a las EPS y las entidades territoriales que sean más rigurosas con el rastreo de poblaciones especiales. “Es un tema que tenemos que retomar, tenemos que hacer rastreo para aislar a más personas positivas”, enfatizó.