Después de 15 años de lucha, la iniciativa de la fallecida congresista Gilma Jiménez se convierte en realidad.

Desde este martes empezó a regir la cadena perpetua para violadores y asesinos de menores de edad en Colombia, tras la sanción de que hizo el presidente Iván Duque de la ley que acaba de aprobar el Congreso y que desarrolla el acto legislativo aprobado el año pasado.

Se trata de la llamada Ley Gilma Jiménez, bautizada así en homenaje a la congresista que impulsó varias veces la instauración de este castigo para estos crímenes y quien falleció antes de que se hiciera realidad. Su hija, Yohana Jiménez, recordó que fueron 15 años de lucha para llegar a la aprobación.

“Son muchos los niños que son abusados en sus hogares, en entornos cercanos, por eso lo que hemos avanzado en este Gobierno con la cadena perpetua, recordando esa labor de Gilma Jiménez, para que esos delitos sean imprescriptibles y también para que fortalezcamos la capacidad de investigación”, dijo el presidente Duque.

Al sancionar la ley, Duque dijo en voz alta “por los niños de Colombia” y entregó el texto firmado a Luciana,  la peque nieta de la congresista fallecida e hija de Yohana Jiménez.

El Presidente destacó luego en su discurso que esta iniciativa era “un triunfo colectivo” sin distinciones políticas ni de otra especie y “un paso histórico”. Dijo también que el mejor referendo para esta causa fueron los “diez millones de colombianos” que votaron por él y por la propuesta que hizo en su campaña presidencial. “Es un logro de la familia colombiana”, insistió.

Duque recalcó que la norma está plenamente ajustada al orden constitucional, lo cual es relevante dado que hay varias demandas contra el acto legislativo que la instauró.

El presidente Duque anunció el fortlecimiento de la Policía de Infancia y Adolescencia para complementar con investigación y prevención el esfuerzo institucional para proteger a niños y adolescentes.

“Esto reivindica lo que está en el artículo 44 de la Constitución: los derechos de los niños está por encima de los demás”, dijo.

El ministro de justicia, Wilson Ruiz, explicó que esta pena no será retroactiva. Lo anterior significa que la ley será aplicada sólo a aquellos delitos que se cometan después de este 6 de julio.

Esto, posiblemente, haría que incidentes como el reciente de 14 niños presuntamente abusados en un jardín infantil en Medellín no tengan como sanción la nueva norma.   

Además, Ruiz recordó que aunque las penas para este tipo de criminales no serán menores a los 60 años de prisión, cuando los condenados cumplan 25 años estas “podrán ser revisadas” para evaluar la resocialización del condenado.

Diez puntos claves la ley

1.La medida de cadena perpetua en esta ley se considera como excepcional. Solo es aplicable a conductas delictivas en las que un menor sea víctima de homicidio en modalidad dolosa y/o acceso carnal, que implique violencia o sea puesto en incapacidad de resistir.

2.Toda pena de prisión perpetua tendrá control automático ante el superior jerárquico, conocido como “doble conformidad”.

3.Se podrá efectuar la revisión de la pena de prisión perpetua en un plazo mínimo de 25 años, para imponer una pena temporal, por evaluación de resocialización, que no podrá ser inferior al máximo de prisión establecido de 50 años, y en caso de concurso de 60 años.

4. La revisión de la pena para evaluar la resocialización no es en ningún caso una medida para concederle la libertad al sindicado.

5.Consagra la asignación de competencia, los términos y el procedimiento para que se cumpla el control automático de la sentencia que impone la prisión perpetua revisable.

6.Fija tres artículos nuevos en la Ley 906 de 2004 (Código de Procedimiento Penal), relacionados con el procedimiento que el juez de instancia debe cumplir en la revisión de la pena para evaluar la resocialización, en donde es necesario un peritaje técnico, el cual está debidamente reglado en sus alcances y contenido.

7.El proyecto incluye lo concerniente a la imprescriptibilidad de la acción penal, cuando se trate de delitos contra la libertad, la integridad y la formación sexual, el incesto o el homicidio agravado, cometidos contra niños, niñas y adolescentes.

8.En casos donde la decisión del juez sea no conceder la modificación de la pena de prisión, transcurridos al menos 10 años desde la fecha en que fuere negada, se podrá solicitar de nuevo la revisión de la pena.

9.En relación con los delitos sancionados con prisión perpetua revisable no proceden acuerdos o negociaciones con el imputado o acusado.

10.No se configuran tipos penales nuevos.