A partir del 16 de noviembre se les exigirá a los mayores de edad en sitios con grandes aforos. Los antivacunas rechazan la medida.

Con esta exigencia, el Ministerio de Salud busca que más personas se vacunen contra el covid-19. Sin embargo, quienes se oponen a ella interpondrán tutelas por violación a la libertad de locomoción y al desarrollo libre de la personalidad.

El veterinario Esteban Ramírez, quien lidera la tutelatón, espera recolectar más de 500 mil firmas para intentar tumbar el decreto del Gobierno Nacional.

Ramírez manifestó que no están en contra de la vacunación, pero sí son enemigos de la experimentación masiva con humanos y hacen énfasis en que las vacunas no son lo único que previene la infección.

La tutela dice que exigir el carné vulnera los derechos a la libre locomoción, libertad de reunión, libertad de conciencia, derecho al trabajo y libre desarrollo de la personalidad.

El Ministerio de Salud asegura que la medida solo busca garantizar la meta que tiene el Gobierno de vacunar al 70 % de colombianos para el final de año, y lograr una reactivación económica segura.

El debate sobre la arbitrariedad de la medida lleva a poner en la balanza los derechos individuales en un lado y la salud pública en el otro. El bien general va a estar por encima de los intereses y derechos individuales, sin embargo, las tutelas presentadas podrían servir de manera específica para algunas personas.

Quien demande debe tener una razón de peso para convencer a la justicia, y en ese caso no deberá vacunarse, pero tampoco podrá asistir a eventos masivos.