Hizo parte de producciones colombianas como ‘Chepe Fortuna’, ‘La viuda de la mafia’ y ‘Mujeres asesinas’.

Imagen

Murió este viernes en la Florida, a los 50 años de edad, luego de haber estado internado en un hospital por un paro respiratorio. Finalmente, según medios locales, sufrió una embolia pulmonar que hizo que su corazón se detuviera.

Rodríguez vivía hace más de 20 años en Miami, Estados Unidos. Sin embargo, una parte de su carrera la desarrolló en Colombia. En el país se hizo reconocido por sus personajes Camilo Pulido en ‘La viuda de la mafia’ y Samir en ‘Chepe Fortuna’.

Abel tenía una relación con Anna López, madre de sus hijos Muriel y Benjamín, y Paula, hija mayor producto de la relación con la cubana Edith Massola. 

Su hija Paula dejó un sentido mensaje en Facebook, donde tiene más de 300.000 seguidores: “Algunos dicen que tengo tus labios, y tu nariz, los que te conocían y han conversado conmigo me decían que les recordaba a ti, no lo sé, pero no lo dudo. Tengo que usar la imaginación, esa que dicen que también heredé de ti, para crear escenarios contigo donde te veo después de tanto tiempo, de pequeña a veces lo hacía: que aparecías en mi escuela, o q llegabas de sorpresa, o te visitaba yo, esos escenarios son llenos de anécdotas divertidas, quizás tú también los creaste en tu mente en algún momento… y quizás existen en algún lugar”.

El último trabajo actoral de Abel Rodríguez fue este año, en el rodaje de la película ‘Plantados’, del director cubano Lilo Vilaplana, producida en Estados Unidos.