El senador de Colombia Humana había interpuesto una acción de tutela por la vulneración de su derecho al buen nombre.

Senador Gustavo Bolivar

Luego de que el actor y exconcejal Bruno Diaz publicó un video muy artístico en YouTube denunciando que el senador Gustavo Bolívar le había incumplido en un contrato a su hijo, Diego Díaz, quien se suicidó en abril pasado, Bolívar acudió a la tutela para proteger su buen nombre, debido a que en el video se usaron expresiones fuertes, deshonrosas, injuriosas y calumniosas en su contra.

En dicho video, publicado el 7 de agosto, Díaz culpó a Bolívar de haberle robado más de 200 millones de pesos a su hijo, ambientalista y experto en energías renovables, correspondientes a la instalación de paneles solares en el hotel Paraíso Estudios, propiedad del senador. Además, solicitó a la Corte Suprema abrir una investigación en contra del congresista. 

Bolívar uso el mecanismo del amparo al considerar vulnerado su buen nombre, pero el juez 44 Penal Municipal con Función de Control de Garantías de Bogotá declaró improcedente la tutela, puesto que Bolívar no está en condición de indefensión en cuanto a su demandado. 

Lo anterior porque el senador goza de un altísimo reconocimiento público, comparado con Bruno Díaz, con más de un millón de seguidores en redes sociales. Por ello, el juez consideró suficientes estos medios para denunciar lo que hizo a través de la tutela.

Ante la acción interpuesta por Bolívar, Díaz manifestó que hay dos hechos que podrían ser evidencia de que su versión es cierta: el suicidio de su hijo y el de su mejor amigo, Felipe Pasos. Además, dejó entrever que tenía conocimiento de supuestos financiamientos del senador a la Primera Línea, señalada como autora de actos vandálicos en las protestas de abril, mayo y junio.