Con los mercados de transferencias europeos cerrados, todo indica que el futbolista tendrá que quedarse en el Everton, pero el técnico español le dijo que ‘debía mostrar compromiso con el equipo’ si quería jugar.

James Rodriguez

James y Benítez se conocen desde antes y no han tenido buena relación. En el 2015 se encontraron en el Real Madrid, cuando el técnico llegó a reemplazar a Carlo Ancelotti, el padre futbolístico del ‘10’. James dejó de ser el consentido del equipo y pasó a ser uno más. 

Nunca se supo la razón de las frecuentes ausencias de James en el once titular del equipo ‘merengue’. Sin embargo, según medios españoles, el compromiso del jugador dejó de ser el mismo con la llegada del nuevo jefe.

El 2021 fue un ‘deja vu’ para el colombiano. Ancelotti, quien lo había llevado a jugar al equipo azul de Liverpool, se fue al Real Madrid. Su reemplazo, para disgusto de James, fue Benítez. 

El futbolista no ocultó su deseo de irse del Everton y el club, las ganas de cederlo. Sin embargo, su alto costo salarial -sumado al presente futbolístico del jugador- impidió que se concretara la salida. Hubo interés de varios equipos, no todos de nivel Champions como quería James, pero nada se concretó y el jugador tendrá que seguir cumpliendo su contrato con los Toffees. 

Su técnico Rafa Benítez, en conferencia de prensa de este viernes, dijo: “Solo está abierta la ventana de transferencias de Medio Oriente, de lo contrario estará en el equipo, pero debe demostrar ganas y compromiso. Por ahora, está un paso atrás del nivel del equipo”. 

El momento es complicado para James. Ya pasó un temporada entera en el banco del Madrid cuando se rompió la relación con Zidane y su valoración se derrumbó. ¿Sucederá ahora lo mismo? No sería lo más conveniente, si quiere mantenerse en una liga élite, ganar buen dinero y volver a ser titular en la Selección.