El actor y exconcejal de Bogotá califica de estafador al congresista petrista, por un negocio que tuvo con su hijo fallecido en abril.

El senador Gustavo Bolívar es una de las figuras del petrismo en el Congreso.

El controvertido senador petrista Gustavo Bolívar, quien ya enfrenta una investigación disciplinaria en la Procuraduría y otra en la Corte Suprema de Justicia por la supuesta financiación de la Primera Línea -grupo señalado como responsable de mucho de los actos violentos durante el reciente Paro Nacional-, fue puesto ahora en el banquillo por el actor, cantante y exconcejal capitalino Bruno Díaz, quien lo sindica de ser un “estafador”, por incumplirle en un negocio a su hijo, el ambientalista Diego Andrés Díaz Valdiri, fallecido hace cuatro meses.

La acusación no fue hecha pública de manera convencional sino a través de un video con mucho contenido artístico, que el artista tituló «Sin ética no hay paraíso», aludiendo a ‘Sin tetas no hay paraíso’,  la novela de Bolívar de la cual se hicieron narcoseries de TV en varios países.

En su diatriba musicalizada de más de 24 minutos, Bruno Díaz, muy conocido por su personaje de televisión ‘Fercho Durango’, cuenta con todo detalle el negocio de la empresa de su hijo Diego Andrés Díaz Valdiri, Guianza y Alianza por la tierra, el Aire y el Agua (Gaiag) con el senador Bolívar para instalar una estructura de energía solar fotovoltaica en el Hotel Paraíso Studios, de su propiedad, en Ricaurte, Cundinamarca.

“Estas coplas las dedico al ‘falsario’ senador, que desdice del tocayo y del gran libertador. A la Lista e’ la Decencia muy airoso te metiste y a mi hijo en mi presencia, lo robaste y le mentiste”.

El valor del contrato era de 220 millones de pesos, pero Bolívar solo le dio en adelanto el 10 por ciento, dejando el resto para pago por cuotas acordes al ahorro que generara. Diego Díaz hizo un préstamo bancario por 200 millones de pesos para cumplir lo pactado. Sin embargo, después de entregar la obra en el 2018, y pese a que el hotel empezó a disfrutar de inmediato de los beneficios, Bolívar, según la videodenuncia, nunca cumplió con los pagos por ahorros.

“Estas coplas las dedico al ‘falsario’ senador, que desdice del tocayo y del gran libertador. A la Lista e’ la Decencia muy airoso te metiste y a mi hijo en mi presencia, lo robaste y le mentiste”, dice Bruno Díaz en su diatriba musicalizada y llena de adjetivos contra el parlamentario.

Los perjuicios económicos para Diego Díaz, explica el exconcejal, fueron creciendo por la deuda que tenía con el banco. Y pese a que en repetidas oportunidades buscó al senador para que le cumpliera, no recibió respuesta positiva.

Imagen del video de Bruno Díaz -actor, cantante y exconcejal- tomada de Youtube.

Con la llegada de la pandemia y las restricciones derivadas, el hotel quebró, complicándose aún más la situación para Díaz y su empresa. En abril pasado, el ambientalista y emprendedor murió.

El exconcejal Díaz muestra el video documentos que demostrarían que el senador Bolívar, quien ha hecho ostentación de su recursos económicos, no solo es deudor de Codensa, una empresa con acciones del Estado representado en el Distrito Capital, sino defraudador de la misma con autorreconexiones al servicio.

Bruno Díaz, en su video, pide a la Corte Suprema y a la Procuraduría examinar la conducta de Bolívar, a quien califica de “atarván”, así como la legalidad de sus propiedades y la contabilidad de sus negocios.

Igualmente, reta al senador petrista a una “pelea de varones”, a someterse a la prueba del polígrafo para comprobar quién dice la verdad, con veeduría de las madres de Soacha. Y a una especie de careo en su propio espacio de Los Gustavos, invitando a Gustavo Petro y a dos testigos de los jóvenes de las protestas.

En su defensa, Bolívar trinó una serie de mensajes que le envió a Bruno Díaz, tras la muerte de su hijo, para expresarle su interés en definir un plan de pago del dinero que debía. También anunció una respuesta en video a la acusación del actor y exconcejal.