La presentadora peruana, con nacionalidad mexicana e italiana, tiene abierta una investigación desde el 11 de agosto pasado por un presunto delito fiscal de poco más de 600.000 dólares. Por ahora es buscada en los 195 países donde hace presencia el organismo internacional.

Foto: EFE

Este miércoles se confirmó la circular roja emitida por la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) la semana pasada, luego de que se identificó a Bozzo como responsable de la venta de un inmueble que estaba embargado en México.

La presentadora, de 69 años, reconocida por el programa ‘Laura en América’ (1998-2008), no se presentó voluntariamente el pasado 18 de agosto al penal del municipio de Almoloya de Juárez, en el Estado de México. En aquella ocasión un juez ordenó su captura, pero desde entonces se desconoce su paradero.

A esta situación se le suma su delicado estado de salud. De acuerdo con declaraciones de su abogado, Diego Ruíz, Bozzo sufre de enfisema pulmonar, debido a su adicción al tabaco, además tiene diagnosticada un cuadro de depresión.

El inmueble que habría vendido Bozzo, quien también es abogada, estaba embargado por el Servicio de Administración Tributaria (SAT), que hace parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Bozzo ya había tenido problemas legales en México. En 2018 el SAT la acusó de evasión fiscal por 853.007 dólares.