La compañía pasará a llamarse Avianca Group International Limited y, para empezar, tendrá una inyección de liquidez de mil millones de dólares.

La crisis económica del covid 19 dejó a la aerolínea bandera de Colombia prácticamente en bancarrota y por eso tuvo que invocar el Capítulo 11, o ley de quiebras en Estados Unidos, para reorganizar sus deudas y poder sobrevivir.

Este martes, el Tribunal del Distrito Sur de Nueva York, que lleva el proceso, confirmó el plan de reorganización de la empresa Avianca Holdings, titular de la aerolínea. El objetivo de este paso es precisamente sacar a la compañía del Capítulo 11.

Una de las consecuencias de la decisión es que la compañía pasará a ser propiedad de Kingsland Holdings, del empresario salvadoreño Roberto Kriete; de United Airlines y de dos fondos de inversión. 

Su nuevo nombre será Avianca Group International Limited y dejará de tener su sede social en Ciudad de Panamá y la sede corporativa en Bogotá, para establecerse en el Reino Unido, país que acata la legislación estadounidense del Capitulo 11. 

Luego de la audiencia del martes en Manhattan, en la cual hubo muchos votos en contra de permitir que Avianca saliera del Capítulo 11, pero sin superar a quienes estaban a favor, la empresa pasó a tener menos deudas y mil millones de dólares en liquidez.

Adrián Neuhauser, presidente de Avianca, dijo en un escrito radicado en la Corte que “la aerolínea podría arrojar una utilidad neta de US$32 millones en 2023” y esta iría aumentando hasta llegar los US$447 millones hacia 2028.

Por su parte, Rohit Philip, director financiero de Avianca, expresó: “Nos complace haber alcanzado este hito tan relevante que nos permitirá emerger como una organización más fuerte para volar durante muchos años más. El progreso financiero y operativo que ya hemos logrado hasta el momento demuestran la tenacidad y el compromiso de todo el equipo de Avianca, del cual estoy muy orgulloso por su gran esfuerzo”. 

La compañía, que continuará con su programa de lealtad ‘LifeMiles’, proyecta contar en cuatro años con más de 130 aviones y más de 200 rutas de vuelos directos en América Latina.