El congresista, ahora con el Pacto Histórico, anunció que no hará campaña para seguir en el Senado, pero continuará apoyando a Gustavo Petro en la campaña presidencial.

Senador Armando Benedetti
Foto: Colprensa

La decisión la tomó luego de que fueron embargadas ocho de sus propiedades, de las cuales él aseguraba que cinco ni siquiera las conocía y no tenían nada que ver con él.

“Hasta ayer me di cuenta de que están jugando en contra mía. Me quedé sin apartamento, en 15 días pueden vender mi apartamento”, manifestó. Según Benedetti, lo persiguen políticamente por haber cambiado de postura ideológica. 

Desde el 2002, cuando Benedetti llegó al Congreso por el Partido de la U, ha tenido varias investigaciones en su contra. La más reciente tiene que ver con el caso de la Unión Temporal Centros Poblados, favorecida con el fallido contrato de internet para zonas rurales. La Corte Suprema de Justicia estudia si Benedetti intervino a favor del contratista que no ha respondido por los 70.000 millones de anticipo.

El senador tiene otro proceso ante la Sala de Instrucción por presunto enriquecimiento ilícito, que podría dejardo inhabilitado políticamente.

También tiene otro proceso en curso por concierto para delinquir en chuzadas al exfiscal Néstor Humberto Martínez y al abogado Jaime Lombana. 

Con el siguiente mensaje Benedetti expresó su decisión: “Hoy he decidido no aspirar más al Senado. Me aburrí de que la justicia sea utilizada por mis enemigos. En la arena política no perdí una. Seguiré apoyando al Pacto Histórico y mi posición en la campaña la escogerá Gustavo Petro”.