El día de ayer, la Suprema Corte de Justicia de México aprobó, con 8 votos a favor y 3 en contra, la anulación de los artículos de la Ley General de Salud que impedían el consumo legal de cannabis con fines lúdicos.

“Esta Suprema Corte consolida el derecho al libre desarrollo de la personalidad para el uso lúdico, recreativo, de la marihuana. Se confirma una vez más que los instrumentos que la constitución tiene para la defensa de los derechos funcionan. Y que un tribunal constitucional es esencial para el desarrollo de estos derechos para su defensa y para cambios sociales que difícilmente se pueden dar en sede solamente legislativa”, manifestó Arturo Zaldívar,  ministro de la Suprema Corte de Justicia. 

En 2017, la corte mexicana ya había dicho que prohibir el consumo de cannabis con fines lúdicos dañaba el libre desarrollo de la personalidad y ordenó al congreso modificar la ley, y cuatro años después, el congreso ha tenido que pedir tres prórrogas en distintos momentos para poder cumplir con la orden.

La resolución establece que se podrá sembrar, recolectar, transportar y distribuir marihuana, sin que exista una penalización, siempre y cuando sea para uso personal. No se podrá comercializar, con lo cual no se creará por ahora un mercado de la marihuana.

El otro país latinoamericano que acepta el consumo recreativo de la marihuana es Uruguay. Y el tercero en el continente es Canadá.