El Gobierno mantiene sus críticas al informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

El presidente Iván Duque recordó que la Policía se llevó al Mindefensa para evitar su politización.

El presidente Iván Duque reiteró que la Policía Nacional seguirá adscrita al Ministerio de Defensa y rechazó la recomendación de la  Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, en el sentido de trasladarla al Ministerio del Interior para preservar su calidad de fuerza civil y evitar así cualquier tipo de militarización.

Al hablar en una ceremonia policial, Duque resaltó que la Policía lleva alrededor de la mitad de su historia, alrededor de 65 años, ligada al Ministerio de Defensa “no por un capricho ni terquedad” y no para militiarizarla sino porque era necesario alejarla de la politización.

Recordó que antes que se produjera el traslado desde el entonces Ministerio de Gobierno, en  épocas del presidente Alberto Lleras Camargo (1958-62), la elección de oficiales llegó a depender de las decisiones de los directorios políticos, lo cual fue un factor agravante de la confrontación partidista violenta que vivió el país en los años 50.  

Además, afirmó Duque, “la Constitución reconoce la naturaleza civil” de la Policía Nacional, de la cual resaltó que tiene 19 especialidades, incluidas la de combatir el narcotráfico, la acciones de los grupos armados ilegales y el terrorismo, y que menos del 30 por ciento de sus actividades tiene que ver con la seguridad ciudadana.

El ministro de Defensa, Diego Molano, al referirse al tema dijo: “ En Colombia aún tenemos una violencia que amenaza de forma grave muchas regiones del país y mientras este esa amenaza persista, necesitamos de una Policía tal y como la tiene Colombia, única en el mundo, una Policía multifuncional que tiene objetivos de seguridad ciudadana, de lucha contra el narcotráfico, contra el contrabando, y objetivos de protección individual a grupos de población como los niños, jóvenes y adolescentes”.

El director de Revista Alternativa, el exmagistrado de la Corte Constitucional Jaime Arrubla, considera que el motivo para mantener a la Policía bajo la tutela del Ministerio de Defensa -evitar la politización- “sigue siendo valido”, lo cual hace entendible que no se atienda la recomendacion de la Comisión Interamericana.

«Los bloqueos son un delito y no se pueden atenuar»

No ha sido este de la Policía el único punto en el cual el Gobierno ha expresado su desacuerdo con el informe lanzado por la CIDH tras su visita al país a raíz del Paro Nacional y los hechos de violencia que se dieron. También Duque ha rechazado que la Comisión diga que los bloqueos a las vías son parte de los mecanismos aceptables de protesta.

“Es importante hacer reflexiones sin ambages, frente a temas como los bloqueos. No empecemos a atenuarlos. No los llamemos ‘cortes de ruta’. No tratemos de relativizar lo que son en realidad. Porque el bloqueo lo que busca es la afectación de los derechos de los demás y, en una democracia, nadie necesita afectar los derechos de los demás para defender los propios”, dijo Duque el miércoles en un evento en la Casa de Nariño. El Presidente hizo énfasis en que los bloqueos son un delito en el país a la luz del Código Penal.

“La actitud de nosotros es sencilla: nadie le puede recomendar a un Estado democrático atenuar, ser pasivo, connivente o cómplice de alguna actitud hecho o circunstancia que afecte los derechos colectivos. Nadie puede defender un derecho pisoteando el de los demás”, puntualizó Duque en otro acto el miércoles.

Antonia Urrejola, presidenta de la Comisión reaccionó a lo dicho por Duque reiterando que los bloqueos no se pueden prohibir. «El derecho a la protesta, el derecho a la manifestación, el derecho a la reunión, es un derecho esencial en cualquier sociedad democrática y nos parece que prohibir una modalidad de protesta va contra el derecho a la protesta y es muy complejo hacerlo- manifestó la jurista chilena-. Por lo tanto, nuestro llamado es que se debe hacer un análisis caso a caso, respecto a medidas que sean menos lesivas y, por lo tanto, levantar los bloqueos de acuerdo a las condiciones específicas de cada uno de ellos».

No a seguimiento

Este jueves en declaraciones a la prensa tras el acto con la Policía, Duque dijo: “Ojala el informe hubiera hablado de la violacion de derechos humanos derivada de los bloqueos y otras prácticas violentas. Los derechos humanos son de todos y aquí hemos vistos agresiones peligrosísimas contra la fuerza pública (…) y si hablamos de los derechos humanos debemos hablar de los deberes humanos”.

Duque se refirió también a la no aceptación de la comisión de seguimiento propuesta por la CIDH. “Seamos claros, Colombia tiene instituciones solidas no creadas hace ocho días -dijo-. Tiene procuraduría, defensoria, cortes y Congreso. Tenemos todas las instituciones, y aquí actuan y actuarán en virtud de la Constitución y la ley”.

Duque destacó que las recomendaciones de la CIDH no tiene carácter vinculante pero también señaló que el Gobierno las recibe “con actitud constructiva” y resaltó que algunas de esas recomendaciones ya están vigentes en el país.