Galardonan a creadores de modelos que muestran el aumento de la temperatura por las emisiones de dióxido de carbono.

Manabe, Hasselmannn y Parisi. Imagen de Niklas Elmehed-Premio Nobel

La Academia Sueca de ciencia otorgó el premio Nobel de Física de este año a los investigadores Syukuro Manabe, Klaus Hasselmann y Giorgio Parisi.

El secretario de la Academia, Göran Hansson, destacó que el galardón fue otorgado a los investigadores por sus contribuciones innovadoras a la “comprensión de los sistemas físicos complejos».

Al japonés Syukuro Manabe, de 90 años, y al alemán Klaus Hasselmann, de 89, se le reconoce con el premio su aporte «fundamental en la creación de los modelos climáticos”.

Manabe, vinculado a  la Universidad de Princeton en EE.UU., demostró cómo el aumento de los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera provoca un incremento de las temperaturas en la superficie de la Tierra.

Klauss Hasselmann, cientifico del instituto alemán Max Planck, creó algunos de los primeros modelos que vinculan la meteorología y el clima y que se han utilizado para demostrar el efecto de las emisiones de carbono en el aumento de temperatura en la atmósfera.

El italiano Giorgio Parisi, de 73 años, fue premiado por el descubrimiento «de patrones ocultos en materiales complejos y desordenados. Sus descubrimientos se encuentran entre las contribuciones más importantes a la teoría de sistemas complejos».

Este premio, como los de Medicina, Química y Literatura, se entregarán en la ceremonia del 8 de diciembre en Estocolmo.