La versión del exseñador cordobés Bernardo Miguel Elías, conocido como ‘El Ñoño’, sobre las presiones del gobierno de Juan Manuel Santos para sacar la exmagistrado Jorge Pretelt de la Corte Constitucional, tomaron más cuerpo a la conocerse que excongresista entregó una declaración en tal sentido a la Fiscalía General de la Nación.

Pretelt, estaba inmerso en un proceso por corrupción por pedir dinero a cambio de fallos favorables en procesos ante la Corte. La Comisión de Acusaciones de la Cámara lo había investigado y promovido su acusación.

Según el excongresista, cuando el Senado se aprestaba a votar el informe de acusación llegaron las presiones desde el Ejecutivo para votarlo favorablemente. “El día de la votación del informe de la acusación en el Senado de la República, unas horas antes, se presentaron en el Capitolio del Congreso, tres personas, las cuales dijeron que iban delegados de presidencia de la República”, dice Elías en la declaración, según la revista Semana, que reveló el contenido de la declaración.

Elías conto que se hicieron presentes Luis Miguel Pico, en ese entonces director de asuntos políticos de la Presidencia de la República; Juan Fernando Cristo, quien era Ministro del Interior, y el doctor Luis Guillermo Vélez Jr, Secretario General de la Presidencia.

“Ese día estábamos varios senadores en la oficina de Armando Benedetti, en donde acostumbramos a reunirnos antes de la plenaria. Fue en ese momento cuando Luis Miguel Pico me llamó aparte y me pidió que ayudara al Gobierno votando a favor de la ponencia acusatoria, que ese gesto sería muy bien visto por el gobierno Santos. Me contó también que esto se lo estaban pidiendo personalmente a todos los amigos de gobierno”, dice Elías.

El exsenador relata que le contestó a Pico, quien era amigo suyo de vieja data, que le parecía de mal gusto pedir ese voto sin un analisis objetivo y sobre todo tratándose de un paisano cordobés como el doctor Pretelt.

“Le terminé diciendo que yo iba a revisar la acusación y tomaba mi decisión después de analizarla. Cristo y Vélez se quedaron en el despacho hablando con otros senadores que también acostumbraban a asistir como (Eduardo) Pulgar, entre otros”, manifiesta Elías en su declaración

En esta menciona tambien al exdirector del SENA y exsecretario de la Presidencia durante el mandato Santos, Alfonso Prada, quien también había sido congresista.

Según Elías, como Pretelt no quería renunciar, el gobierno decidió buscar su salida evitar que se enredaran asuntos sobre el acuerdo de paz en la Corte. El voto Pretelt significaba un riesgo para la aprobación de los temas en juego.

En un trino del pasado 6 de septiembre dice que “la persecución” contra él se debió a tres aspectos fundamentales plasmados en el marco jurídico para la paz, del cual el había sido ponente: entrega de menores, penas reales y efectivas y que quienes hubieran cometido delito de lesa humanidad no podían llegar al Congreso.

En agosto pasado, Elías -involucrado en el escándalo de las coimas de Odebrecht-  fue condenado por la Corte Suprema de Justicia a pagar 8 años y cuatro meses de cárcel, por el delito de concierto para delinquir agravado en concurso homogéneo con lavado de activos.