Los precandidatos presidenciales cruzan fuertes trinos a raíz de los Papeles de Pandora.

Quién comenzó con los dardos fue el líder del partido Colombia Humana. A raíz de las revelaciones de la investigación periodística, Gustavo escribió en Twitter: “Carlos Alberto Sandoval y Alexandra Rojas, socios de Peñalosa en paraísos fiscales, funcionarios del Distrito y de la Financiera de Desarrollo Nacional, tienen mucho que decir sobre la estructuración del metro elevado y la destrucción del proyecto del metro subterráneo”.

Las dos personas mencionadas fueron funcionarios de Peñalosa  cuando fue alcalde y administraron una sociedad establecida por el exalcalde en Panamá para manejar -según el  precandidato- sus asesorías internacionales en temas urbanos.

“En el 2008 creé una sociedad en Panamá, posteriormente otra que absolvió a esa y en el 2015 la liquidé. En los últimos 20 años todo mi trabajo ha sido en ciudades desde México, Brasil, Guatemala, Filipinas, India, Australia, Estados Unidos y para muchas entidades era más fácil pagar en el exterior. Este año, incluso por trabajos virtuales o unos días viajando, he tenido ingresos de trabajos que he hecho en la India, Estados Unidos, Italia, Rusia”, le explicó a La W.

Peñalosa ha sido dos veces mandatario de la capital, la segunda entre 2016 y 2020, el periodo posterior al cuatrienio de Petro en el gobierno de Bogotá. 

Ante ese primer trino de Petro, el exalcalde respondió: “Contratamos Metro elevado, más agradable para pasajeros, porque expertos internacionales lo recomendaron. Además del Metro contratamos troncales Transmilenio nuevas”. Antes había dicho que Petro solo sabía de política y que, a diferencia de él, no había trabajado en el sector privado y tampoco había estado invitado a dictar conferencias en otros países. 

“Gustavo habla, pero no contrató ni Metro, ni troncales. Nosotros hicimos obras que generan empleo y mejoran la vida”, agregó.

Petro no se quedó callado. “Acabaste con el metro. No existe experto internacional de valía que se le ocurra sacrificar ciudades densas con metros elevados”, posteó. Y le recordó que en su cargo como alcalde de Bogotá entregó las troncales de la 26, la 10a., la 6a., el metro subterráneo y la licitación de la flota sin contaminación para la troncal de la Caracas.

“Si hubieras continuado la licitación del metro subterráneo que te dejé (…) hoy serías el candidato presidencial más fuerte y Bogotá sería mejor, yo votaría por ti”, remató Petro.

Él y Peñalosa ya han tenido varios enfrentamientos de este tipo, en los cuales el tema del metro es infaltable. El primero dice que había dejado el contrato listo para hacerlo subterráneo, y el segundo se aferra a que los estudios de su antecesor no tenían validez, por lo que tuvo que hacer nuevos, que arrojaron la conveniencia de hacerlo elevado.