La creó la Caja de Compensación Familiar de Antioquia (Comfama), con el objetivo de que todas las mujeres tengan un proceso de menstruación digno.

Desde el primero de noviembre, todas las mujeres, niñas y jóvenes afiliadas a la Caja de Compensación Comfama, en Antioquia, podrán tener acceso a este subsidio para comprar los elementos necesarios como copas menstruales, calzones absorbentes y toallas reutilizables.

La iniciativa nace luego de conocerse, en una encuesta del Dane, que el 15 % de las mujeres tienen dificultades económicas para atender la  menstruación sin dificultades, lo que ha generado que tengan que buscar elementos no higiénicos.

La idea de la Comfama también es cerrar las brechas sociales, económicas y culturales que se tiene con este tema, y que más bien empiece a verse como algo prioritario para las mujeres. 

“La menstruación (…) también es un asunto colectivo porque le pasa a la mitad de la humanidad (…) lo que queremos con el programa es poner el tema sobre la agenda pública, justamente porque es un asunto colectivo”, dice  Juana Botero, educadora menstrual de la entidad.

El subsidio variará de acuerdo a las categorías de los afiliados y estará entre el 76 y el 79 % del costo del producto. En algunos casos habrá un descuento adicional.