El exfuncionario, que está bajo investigación, manejó la adjudicación del contrato que dejó 70.000 millones de pesos embolatados y tumbó a la ministra Abudinen.

Iván Mantilla fue viceministro hasta febrero de este año, dos meses después de la adjudicación del contrato.

Al principio del gobierno del presidente Iván Duque, Sylvia Constaín fue nombrada Ministra de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) y poco después posesionaría a Iván Antonio Mantilla Gaviria como su Viceministro de Conectividad y Digitalización. 

Mantilla, ingeniero de Telecomunicaciones de la Universidad Santo Tomás de Bucaramanga, se venía desempeñando como Director de Desarrollo Digital del Departamento Nacional de Planeación (DNP).

Su hoja de vida acredita una gran formación y experiencia en el tema: Máster en Tecnologías, Sistemas y Redes de Comunicaciones, y PhD en Telecomunicaciones de la Universidad Politécnica de Valencia (España). Además, figuraba un master en Pensamiento Estratégico y Prospectiva de la Universidad Externado de Colombia.

El nivel de excelencia de su formación lo hizo merecedor de el reconocimiento Cum Laude en el pregrado de ingeniería de telecomunicaciones  de la Universidad de Santo Tomás y en la certificación internacional en el programa de Doctorado en Telecomunicaciones.

En la trayectoria de Mantilla está haber sido asesor de políticas en la Agencia Nacional del Espectro, y subdirector de Telecomunicaciones y subdirector de Prospectiva Digital del DNP.

En España, se desempeñó como Ingeniero de Desarrollo en el Instituto de Aplicaciones de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones Avanzadas en la Comunidad Valenciana y fue profesor de radiocomunicaciones, economía digital y de políticas TIC en la Universidad Politécnica de Valencia. Un cargo académico similar tuvo en la Universidad Externado de Colombia. 

Todo su conocimiento y su trayectoría parecen hoy irrelevantes ante el escándalo de la contratación con la Unión Temporal Centros Poblados, que a su despacho, en el Viceministerio de Conectividad y Digitalización del MinTIC, le correspondió estructurar.

Cuando Karen Abudinen llegó al cargo de ministra en mayo del 2020, Mantilla permaneció en el suyo. En diciembre pasado, se hizo la adjudicación del contrato a la Unión Temporal Centros Poblados y en febrero de este año el funcionario renunció a su cargo.

Según se sabe, está hoy por fuera del país, pero como otros funcionarios y exfuncionarios del Ministerio está siendo investigado por sus actuaciones en el caso.

Mantilla es liberal y su presencia en el Departamento Nacional de Planeación se dio en la época en que su director era Simón Gaviria. En el mundo político se le conecta con el senador liberal atlanticense Mauricio Gómez Amín, a quien la Corte Suprema de Justicia le abrió una indagación por el mismo caso de la  Unión Temporal Centros Poblados.

La representante del Partido Verde Katherine Miranda, en declaraciones a Caracol Noticias, dijo que presuntamente se entregaron miles de millones de pesos a funcionarios del Mintic para hacer realidad el negocio.

“Estamos hablando nada más y nada menos que de Iván Matilla, viceministro de las TIC en ese entonces, y esa plata de ahí para abajo hay muchos funcionarios -dijo-. No me atrevo a nombrarlos, porque esto lo determina la justicia, no lo voy a hacer yo, pero claramente son 6 mil millones de pesos que se repartieron al interior del Ministerio de las Tecnologías para poderse hacer a este contrato”.

El pasado fin de semana la revista Semana dio a conocer un chat entre Juan Carlos Cáceres y Luis Fernando Duque, ambos ligados a la Unión Temporal, en cual se dice primero: “Alineados con el vice” y luego el interlocutor responde: “Excelente noticia, te felicito, hermano”. “Vamos bien, falta la ministra”, le contesta. Sin embargo, no es claro a qué momento corresponden estas conversaciones.