Con el objetivo de avanzar lo más rápido posible en los refuerzos de vacunación en Estados Unidos, la FDA estudia el biológico.

Hoy solo se están autorizando terceras dosis a las personas vacunadas con el biológico de la farmacéutica Pfizer.

Para agilizar este proceso, se sometieron a prueba dos vacunas más: la de Johnson & Johnson y la de Moderna. La primera mostró una efectividad del 96 %, sobre todo en personas mayores de edad o de alto riesgo.

Se evidenció que reforzó significativamente las condiciones inmunológicas de las personas estudiadas. Sin embargo, el ente regulador estadounidense advirtió que el porcentaje debía ser visto con lupa, puesto que el análisis fue realizado por la misma farmacéutica Johnson & Johnson.

Ahora, a través de la FDA, se deberá confirmar si esta vacuna permite mezclarse con otras. Para ello, el ente regulador se reunirá con un comité de expertos externos a la empresa.

Tendrán que revisar un estudio del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos que indica que para las personas vacunadas con el biológico de Johnson & Johnson fue más eficiente una segunda dosis de Pfizer o Moderna, en lugar de repetir. El estudio mencionado evidenció que repitiendo la misma vacuna los anticuerpos aumentaron de cuatro a veinte veces, mientras que combinando con otro inmunológicos crecieron de seis a 76 veces.

Según estudios de Johnson & Johnson, una dosis de refuerzo de su inmunizante después de seis meses aumentó los anticuerpos neutralizantes, incluso para las cepas que fueron surgiendo como la variante Delta. Sin embargo, el análisis fue realizado a un grupo muy pequeño, por lo que no es de total confianza.

Johnson & Johnson, antes del estudio de la FDA, recomendaba administrar sus refuerzos seis meses o más después de la primera inyección.

En estudios posteriores de la FDA, se evidenció que las dos dosis de Johnson & Johnson fueron 75 % efectivas para prevenir el contagio del covid-19 moderado y grave. Los más beneficiados habían sido las personas entre los 18 y los 59 años, con un 77,6 %, mientras que en las personas de 60 años o mayores la eficacia fue de 66,2 %.

Cabe recordar que el uso de la vacuna de Johnson & Johnson fue autorizada a finales de febrero, tras demostrarse que tenía una eficacia en la prevención del coronavirus del 66 %.