Sin mayor debate en plenarias, el proyecto de Inversión Social, que significará un recaudo tributario adicional superior a los $14 billones, paso a conciliación en el Congreso.

El proyecto  presentado por el ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, tuvo un contundente respaldo, aunque la oposición decidió retirarse de ambas plenarias manifestando que no hubo una discusión real acerca de los puntos. 

En el Senado fueron 77 los votos de aprobación, en contra de dos. En la Cámara fueron 124 votos de 166 los que dieron el visto bueno. 

La nueva ley beneficiará a cerca de 8 millones de hogares colombianos con ayudas por 17 billones de pesos. Su meta principal es la reactivación económica a través de subsidios, apertura de empleo para los jóvenes y estabilizar las finanzas públicas.

Se esperaba que el proyecto estuviera aprobado a finales del mes de agosto, pero las negociaciones con los congresistas y la socialización con la ciudadanía, partidos políticos, organizaciones civiles e inversionistas tardó más de lo previsto.

Entre los puntos de más impacto social contenidos en la ley están la garantía de educación superior pública gratuita para estratos uno, dos y tres.